Cañete, murallas serranas que enamoran

"Procesión de la Virgen de la Zarza" es una obra del Paisaje Ilustrado de Cañete

Llevábamos tiempo con ganas de zascandilear por uno de los pueblos más importantes en la serranía de Cuenca. Cañete enamora al visitante con su mezcla de naturaleza, patrimonio y tradición. Es difícil quedarse con uno de sus muchos encantos: su hermosa muralla, el paraje natural de El Postigo, la zona del castillo, su plaza Mayor, las distintas obras del Paisaje Ilustrado… Es sencillo caer enamorado de esta localidad, villa natal de don Álvaro de Luna, uno de los personajes más controvertidos en la historia de Castilla. Acompáñanos para observar de primera mano todas sus maravillas.

Cómo llegar a Cañete

Atraviesan su núcleo urbano las dos carreteras más importantes de la serranía de Cuenca. Estas son la N-420 y la CM-2106. La primera circula desde Córdoba a Tarragona. Atraviesa Ciudad Real capital, además de otras localidades de la provincia como Daimiel, Alcázar de San Juan o Campo de Criptana. Ya en la provincia de Cuenca deja a su paso pueblos como Mota del Cuervo, Belmonte, La Almarcha, Olivares de Júcar, Belmontejo, San Lorenzo de la Parrilla, Mohorte o Fuentes. La segunda vía que hemos mencionado nace en la propia villa de Cañete, para después pasar por lugares como Huerta del Marquesado, Laguna del Marquesado, Valdemeca, Tragacete, el Nacimiento del Río Cuervo o Peralejos de las Truchas, este último ya en la provincia de Guadalajara, donde finaliza a pocos kilómetros de Molina de Aragón. Posee una población de 769 habitantes (INE 2018), los cuales pertenecen a la comarca administrativa de Serranía Media-Campichuelo y Serranía Baja, ubicándose, de manera más concreta, en la serranía Baja.

Qué ver en Cañete

Llegamos por la CM-2106 y, ante el desconocimiento de las zonas para aparcar, decidimos dejarlo en paralelo a otros coches, junto al monumento más simbólico de Cañete. Nos referimos a su muralla musulmana (s. IX-X). Sin duda, es la obra de estas características más hermosa y completa de todos los pueblos por los que hemos zascandileando en la provincia de Cuenca. La estructura de este espectacular conjunto nace a ambos lados del Castillo, descendiendo por los pronunciados desniveles del cerro que resguarda la villa. A sus pies, bordea el casco antiguo de Cañete, ofreciendo una imagen preciosa.

La muralla musulmana de Cañete es una de las mejores conservadas en la provincia de Cuenca

Parte de la muralla de Cañete, junto a la iglesia de Santiago

Antes de entrar a zascandilear tomamos un refrigerio en el reputado hostal restaurante La Muralla. En esta excursión tuvimos el placer de contar con buena compañía. Elena, Laura, Daniel, María y Alfonso, familiares y amigos de estos dos zascandiles, se animaron a disfrutar de este gran día. Tras coger fuerzas, entramos por la abertura existente en la muralla que da acceso a la calle Pedro Munárriz. Desde este punto, las vistas del Castillo eran fantásticas.

El castillo de Cañete es una de las fortalezas árabes más interesantes de Cuenca

Vistas de la zona del Castillo en Cañete

Pasamos junto al huerto de Doña Julia y, en su otro extremo, divisamos la puerta de San Bartolomé (s. IX-X). Es, junto con la puerta de las Eras, uno de los dos principales accesos a la población desde la muralla de Cañete. Se denomina así por la ya desaparecida ermita de San Bartolomé, que se ubicaba tras ella. Presenta codo simple, estando sus dos entradas cobijadas bajo una torre. No tardamos en cruzar el pueblo hasta llegar a la puerta de la Virgen (s. XII-XIII).

La puerta de San Bartolomé es uno de los dos principales accesos a la villa

Muralla de Cañete y puerta de San Bartolomé

Para llegar a ella nos desviamos a la paralela calle Padre Lorenzo y dejamos atrás las primeras manifestaciones del Paisaje Ilustrado de Luis Zafrilla, en este caso hablamos de la obra “El encierro”. La puerta de la Virgen es de posterior factura, siendo su principal diferencia que es de acceso directo, es decir, que la abertura está hecha en el propio muro, al contrario que las puertas de San Bartolomé y Las Eras.

La Puerta de la Virgen es de acceso directo, no como las de San Bartolomé y Las Eras

Puerta de la Virgen, uno de los accesos al casco histórico

Tras salir a extramuros encontramos una fuente, junto a la cual reposaba la obra “En la fuente”, perteneciente también al Paisaje Ilustrado. Descendimos un poco la calle para toparnos con el primero de los templos de Cañete. La ermita de Nuestra Señora de la Zarza (s. XVII-XVIII) posee una sola nave con planta rectangular. Tanto en su interior como por fuera se manifiesta sencillez en la construcción. En origen tuvo otra ubicación junto a la muralla, pero su escasa capacidad para albergar a los fieles hizo que se levantara la que acabamos de citar. De sus restos tan solo queda en pie la espadaña. Frente a la ermita podemos observar otra obra del Paisaje Ilustrado: “Procesión de la Virgen de la Zarza”.

Este templo guarda la imagen más venerada de Cañete

Ermita de la Virgen de la Zarza, en Cañete

Justo delante discurría ante nosotros el río Tinte, también conocido como río de la Virgen. A escasos metros nos dirigimos a uno de los rincones con más encanto de Cañete: el paraje de El Postigo. Este bello paseo fluvial se acondicionó en el año 1993. El río de la Virgen ofrece un paisaje de cuento, con unas vistas magníficas a la muralla meridional.

La zona de El Postigo posee una naturaleza frondosa y bella

Paseo fluvial en el paraje de El Postigo. Una maravilla.

Tras cruzar un curioso puente que consistía en un tronco sujetado por dos cuerdas, bajamos hasta la orilla del río para contemplar la obra “Lavanderas del río Tinte”. Siguiendo la misma orilla también es posible llegar a “La molienda”, otra obra del Paisaje Ilustrado de Luis Zafrilla. Terminamos el recorrido por esta zona turística, en cuyo final nos esperaba “La ronda”, otra obra, la cual en este caso ofrecía cierto grado de interactividad al poder poner tu rostro junto a los otros miembros de la banda de música esculpidos.

La zona de El Postigo tiene varias obras del Paisaje Ilustrado

“Lavanderas del Río Tinte”, obra del Paisaje Ilustrado de Luis Zafrilla

Salimos a la carretera N-420. Poco tardamos en torcer a mano izquierda por la calle Polo y Peirolón hasta desembocar en la plaza Palacio del Marqués. Una de las principales manifestaciones del patrimonio religioso de la villa nos esperaba. Se trata de la iglesia parroquial de Santiago Apóstol. De orígenes inciertos, es la única superviviente de las tres parroquias que convivían en la localidad. Las otras eran las de San Andrés y Santa María. Parte de su estructura se encuentra aneja a la muralla. Estuvo adosada también al desaparecido palacio de los Hurtado de Mendoza, marqueses de Cañete, de ahí el nombre de la plaza donde se halla. Consta de tres naves, destacando sus dimensiones en lo referente a la anchura.

Esta es la única iglesia que se conserva en el pueblo de Cañete

Iglesia parroquial de Santiago Apóstol, en Cañete

Caminamos hacia la puerta de Las Eras (s. IX-X) a través de la calle homónima. Junto con la de San Bartolomé, fue el principal de los accesos del Cañete musulmán. A día de hoy se encuentra rodeada de edificios urbanos. Ambas puertas se encontraban en el interior de poderosas torres albarranas. Poseían escaleras que daban acceso a la sala del vigía, desde la cual se subía también hacia el adarve. Destacan sus hermosos arcos de herradura, los cuales han sufrido diversas reformas con los años.

La Puerta de las Eras es una obra arquitectónica fantástica

Puerta de Las Eras, antaño principal acceso a la villa de Cañete

Tomamos la calle San Andrés hasta desembocar en la plaza Mayor. De camino nos topamos con hermosas construcciones serranas. Una de las que más nos gusto fue la casa de D. Miguel Romero Saiz, doctor en Historia y cronista de Cuenca y  Cañete. Sin duda uno de los personajes más ilustres en la historia reciente de la villa. En la citada plaza Mayor existen varios puntos a destacar, como los bellos soportales que la rodean.

La plaza Mayor alberga el ayuntamiento, una iglesia, una fuente y una escultura

Plaza Mayor de Cañete, centro neurálgico de la localidad

También podemos mencionar el ayuntamiento, la fuente de 1887 o la iglesia de San Julián. Este último templo tiene su origen como capilla del colegio-seminario de San Julián, donde se podía estudiar Gramática y Latinidad. Fue fundado por los hermanos Navarro Galve en 1617. El resto del edificio es, a día de hoy, la casa consistorial de Cañete. Del templo destaca su sobria fachada. Otro pequeño monumento preside la plaza. Nos referimos a la escultura de don Álvaro de Luna. Este controvertido personaje, oriundo de la villa, fue valido del rey Juan II, así como Condestable de Castilla y maestre de la Orden de Santiago.

Antes era la capilla del antiguo seminario colegio de Gramática y Latinidad

Portada de la iglesia de San Julián

Tras ello, abandonamos de nuevo el recinto amurallado por la calle Pedro Munárriz. No nos daba tiempo a subir para contemplar la puerta del Rey (s. IX-X), la más deteriorada de las entradas que posee Cañete. Pasamos una vez más por el espacio donde se desarrolla buena parte de la actividad de la Alvarada. Estas jornadas medievales anuales fueron declaradas Fiesta de Interés Turístico Regional. Su nombre proviene del personaje histórico citado anteriormente, don Álvaro de Luna. Se desarrollan entre los últimos días de julio y los primeros de agosto. Un evento de los más recomendable y del que nos han hablado fenomenalmente. Esperamos acudir pronto.

Las obras del Paisaje Ilustrado se encuentran por todo Cañete

“El Encierro”, otra llamativa obra del Paisaje Ilustrado

De este modo nos despedimos de la villa de Cañete. No exageramos si decimos que es uno de los conjuntos urbanos y arquitectónicos más impresionantes y mejor conservados de Cuenca. Lamentamos profundamente no haber zascandileado antes por sus calles. Es indudable su inclusión entre los pueblos más hermosos de la provincia. Recomendamos su visita a todo el mundo. Corrección: no lo recomendamos, lo rogamos. Es un lugar que todo el mundo debería admirar si tiene oportunidad.

Ermita de la Zarza y murallas de Cañete

Nos despedimos de la maravillosa villa de Cañete y sus murallas

Deja un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y tratamiento de datos ACEPTAR

Aviso de cookies