Teatro Auditorio de Cuenca

Alcázar de San Juan, el debate sobre Miguel de Cervantes

Estatua de Miguel de Cervantes con el cubillo y torreón de fondo

Dirigimos nuestros pasos hacia una de las poblaciones más importantes de Castilla-La Mancha. En el noroeste de Ciudad Real se encuentra Alcázar de San Juan, ciudad con un pasado esplendoroso gracias a la Orden de San Juan y, de manera más reciente, a su importancia como enclave ferroviario nacional. De la visita nos quedamos con su interesante patrimonio encabezado por el conjunto palacial del Gran Prior, la iglesia de Santa María la Mayor y los molinos de viento. También resulta obligatorio reseñar la hospitalidad de su gente, así como un interesante debate sobre la villa natal de Miguel de Cervantes.

Cómo llegar a Alcázar de San Juan

Al ser una de las urbes más importantes de la comunidad autónoma, posee una comunicación excelente. Un buen ejemplo es la autovía de los Viñedos o CM-42. Nace en la ciudad de Toledo para recorrer importantes localidades de la provincia homónima y Ciudad Real como son Mora, Consuegra, Madridejos o Tomelloso, población donde finaliza al desembocar en la A-43. Otra importante arteria castellano-manchega que atraviesa Alcázar de San Juan es la N-420, denominada CM-420 a su paso por la villa. Puertollano, Ciudad Real, Daimiel, Campo de Criptana, Mota del Cuervo, La Almarcha o Cañete, son algunas de las poblaciones que deja atrás en su camino desde Córdoba a Tarragona. Destaca también la vía CM-310, que muere en Alcázar pasando por lugares como Quintanar de la Orden, en la provincia de Toledo, y Villamayor de Santiago, el parque arqueológico de Segóbriga, Carrascosa del Campo, Huete y Albalate de las Nogueras, en la provincia de Cuenca. Las carreteras CM-400, CM-3165, CM-3107 y CM-3012 también nos conducen directamente a municipios de renombre como Villafranca de los Caballeros, Herencia, Manzanares o Quero. Otro medio de locomoción útil para desembocar en Alcázar de San Juan es el tren, transporte que tuvo durante el siglo pasado importancia vital en la ciudad, pues fue uno de los nudos ferroviarios principales del sur y este de España. Posee una población de 30.686 habitantes (INE 2018), los cuales pertenecen a la comarca de La Mancha.

Qué ver en Alcázar de San Juan

Lo primero que hicimos fue estacionar en la avenida de Herencia, pues allí habíamos quedado con nuestro anfitrión: Esteban Castellanos, persona fuertemente ligada al fútbol de Alcázar y de Castilla-La Mancha en general. La primera parada fue la Oficina de Turismo, ubicada en la plaza de España, donde Diego nos atendió muy amablemente. Citó las visitas obligatorias que debíamos hacer en la jornada, de las cuales Esteban tomó nota para hacernos de guía.

La consistorial de Alcázar se ubica en la plaza de España, muy reformada con los años

Ayuntamiento de Alcázar de San Juan

Dejamos atrás el ayuntamiento de la localidad para tomar la cercana calle Santo Domingo. Estaba cerca la hora de su cierre, por lo que pasamos a visitar el museo Municipal. Se halla en un edificio que ocupa parte de la antigua ermita de Santo Domingo y la antigua casa señorial de la familia Sanabria. En el museo podemos encontrar diversos restos prehistóricos encontrados en Alcázar, así como varios mosaicos impresionantes de la época romana. Posee dos plantas donde las muestras se exponen en torno a un patio porticado. Merece la pena reseñar también la sala dedicada a la obra del ilustre pintor Ángel Lizcano, oriundo de la villa.

Los mosaicos son las obras más impresionantes de este museo de Alcázar de San Juan

Mosaico del museo Municipal

Dimos la vuelta para enfilar por la calle Jesús Romero. A pocos metros, en la esquina con la calle Morón, nos topamos con una de las fachadas más hermosas de la localidad. Nos referimos, concretamente, a la casa Párraga, que alberga a día de hoy el Conservatorio Superior de Música. Toda una obra de arte. Retornamos a la plaza de España, atravesándola para observar las alegres esculturas de Don Quijote y Sancho Panza. Justo detrás se localiza la iglesia parroquial de Santa Quitería, en la plaza homónima. Sus orígenes datan del siglo XV, estando edificada sobre unos planos de el gran Juan de Herrera, arquitecto de El Escorial. A lo largo de la historia ha sufrido diversas reformas y reconstrucciones debido a ciertas desgracias en forma de derrumbes o incendios.

La portada de la casa Párraga es una de las más bellas de Ciudad Real

Fachada de la casa Párraga, actual conservatorio

Se acercaba la hora del aperitivo, por lo que fuimos a comprobar la gastronomía alcazareña. Esteban nos llevo a diversas tabernas y bares típicos donde degustamos varios clásicos de la villa como el vermú con sifón o el jarrete, que consistía en vino blanco también con sifón. Entre cada establecimiento, íbamos haciendo paradas de interés turístico, por ejemplo para observar el lugar donde estuvo ubicada la supuesta casa donde nació Miguel de Cervantes, sobre lo cual entraremos más en detalle posteriormente, o admirar la iglesia y convento de la Santísima Trinidad, otro de los grandes templos del municipio.

Controvertida placa que reza la ubicación de la casa del genio de las letras

Cartel sobre la ubicación de la supuesta casa natal de Cervantes

Tras reponer fuerzas, Esteban nos recomendó visitar el barrio de Santa María para ver los últimos vestigios medievales de la localidad. Era el turno de visitar el conjunto palacial del Gran Prior. Primero fue el turno de la antigua capilla de San Juan Bautista (s. XVI). En su interior existe una exposición permanente con información sobre el conjunto arquitectónico. Cruzando una pequeña pasarela salimos para contemplar el yacimiento urbano de la calle Gracia, donde son apreciables diversos restos romanos. Muy interesante.

Se encuentra en la antigua capilla de San Juan Bautista

Yacimiento urbano de la calle Gracia

Justo delante se halla el poderoso torreón de Don Juan de Austria (s. XIII). Consta de tres plantas, estando a día de hoy musealizado con diversos paneles informativos e interactivos dedicados a la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, cuyos grandes priores de Castilla y León habitaron el palacio. Ascendimos hasta la azotea, donde se ubican las campanas de la cercana iglesia de Santa María. Desde las almenas se puede observar todo Alcázar de San Juan. Unas vistas que merecen mucho la pena.

Los tres pisos del torreón del Gran Prior están repletos de información interesante

Interior musealizado del torreón de D. Juan de Austria

A su lado descansa el Cubillo. De orígenes inciertos, actualmente conserva en su interior diversos paneles explicativos de la historia de Alcázar y su vinculación con el célebre literato Miguel de Cervantes Saavedra. Nos vamos acercando al punto de debate principal en el post. A escasos metros descansaba el edificio religioso más antiguo e importante de la villa. Hablamos de la iglesia parroquial de Santa María la Mayor.

El cubillo tiene unos orígenes inciertos, quizás formase parte de la muralla de Alcázar

El cubillo se puede observar al fondo de la foto, a la izquierda del torreón

En 1226 el templo se convirtió en parroquia, adhiriéndose a la Orden de San Juan. Las diferentes reformas que ha sufrido a lo largo de la historia se pueden ver reflejadas en los diversos estilos existentes en su estructura y ornamentación. Románico, mudéjar, renacentista o barroco son algunos ejemplos. Este último es de los más destacables, prueba de ello es el maravilloso Camarín de la Virgen del Rosario, construido en 1742. Está decorado con cerámica de Talavera de la Reina, confiriéndole una belleza sobresaliente.

Este espacio es muy hermoso, pues está decorado con cerámica de Talavera

Camarín de la Virgen del Rosario, en la iglesia de Santa María

A los pies de la iglesia, debajo del coro, descansa la pila bautismal donde, según la tradición, fue bautizado Miguel de Cervantes. A su lado se halla una copia de la supuesta partida de bautismo del maestro de las letras. Dicho documento fue descubierto en 1758 por D. Blas de Nasarre y Ferriz, director de la Biblioteca Nacional y estudioso de la obra cervantina. En el libro de bautismos donde se encuentra la partida existe una cita en el margen izquierdo que reza: Este es el autor de la Historia de Don Quixote de la Mancha, atribuida al propio Blas de Nasarre. El sacristán de la parroquia nos estuvo contando sobre la teoría de Alcázar de San Juan como villa natal de Miguel de Cervantes. A nosotros nos sorprendió mucho y, sin llegar a tomar partido por ninguna teoría, nos parece que esta villa manchega tiene pruebas suficientes como para al menos tener en cuenta esta posibilidad a pesar de que, en este caso, la historia ya esté escrita. Queremos dejar claro que la exposición realizada por el sacristán fue meramente informativa, sin entrar en favoritismos.

Existe un gran debate acerca del lugar de nacimiento de Miguel de Cervantes

Copia de la partida de bautismo de Miguel de Cervantes

El templo consta de tres naves y posee planta de cruz latina. Merece la pena reseñar en su exterior la construcción con piedra arenisca roja o la ausencia de torres, cuyas campanas están en el torreón de Juan de Austria, como mencionamos anteriormente. En su interior también es de admirar su retablo mayor, fabricado en 1595 por Diego y Miguel Barroso. Tras terminar de admirar esta espléndida construcción, pusimos rumbo a la homónima plaza de Santa María.

Esta obra es de estilo barroco y resulta de gran belleza

Retablo de la iglesia de Santa María la Mayor

En este espacio descansa la casa de la Gobernación o de la Palma. Antaño fue residencia del gobernador, cuando el Priorato de San Juan tuvo su capital en Alcázar. Actualmente alberga un bar. Al continuar nuestro paseo, en la cercana calle Morón, observamos en una fachada el escudo de la Inquisición.

Alcázar de San Juan está repleto de manifestaciones de patrimonio civil

Fachada con escudo de la Inquisición

A escasos metros, en la calle San Antonio, se ubica el museo de la Alfarería de la Mancha (FORMMA). La colección está en el interior del antiguo convento de San José, dentro del espacio antiguamente conocido como “Granero de las Monjas”. A lo largo de sus tres plantas podemos conocer el proceso de producción alfarera, los distintos objetos realizados en cerámica y su utilización cotidiana. La Mancha ha sido una comarca muy rica en núcleos alfareros. Resulta muy recomendable dejarse caer por este centro para contemplar su amplia muestra y conocer un poco más sobre los importantes oficios que existieron y existen a día de hoy.

Este museo de la alfarería de La Mancha es magnífico

El museo FORMMA es muy interesante y recomendable

Tocaba visitar otro importante exponente de la cultura en Alcázar de San Juan, por lo que pusimos rumbo a la calle Cautivo para visitar el museo  del Hidalgo. Se localiza en una antigua casa palacio del siglo XVI, conocida como casa del Rey. En él podemos informarnos sobre cómo era la vida de los hidalgos y cómo desarrollaban la misma entorno a las distintas dependencias de sus casas palacio. Estos hombres de buena posición inspiraron frecuentemente la obra de Miguel de Cervantes. Las distintas salas de sus dos plantas ofrecen, además de la exposición permanente, recursos interactivos muy del gusto de los visitantes, lo cual resulta recomendable para acudir en familia.

Uno de los museos más interesantes de Alcázar de San Juan

Patio central del museo Casa del Hidalgo

A lo lejos se veía la esbelta torre de la iglesia de San Francisco (s. XVI), por lo que decidimos desplazarnos a la plaza del Altozano de la Inmaculada para contemplarla. Este convento ha tenido durante su historia diversos usos, tales como universidad, cuartel, hospital, internado o centro de la Academia Cervantes. Posee planta de cruz latina con tres naves, siendo posiblemente el templo más vistoso de la villa, en lo referente a su estructura. Tras concluir el visionado, era el turno de retornar al auto para que Esteban nos llevase a visitar los últimos monumentos de Alcázar. En efecto, hablamos de los molinos de viento.

Son cuatro los molinos que se hallan en el cerro de San Antón, en Alcázar

Vista desde los molinos de viento de Alcázar

Tomamos la carretera de Tomelloso para contemplar en todo momento cómo descansan en lo alto del cerro de San Antón. Son cuatro: Barcelona, Dulcinea, Fierabrás y Rocinante. En uno de ellos se encuentra el Centro de Interpretación del Paisaje Manchego, albergando un segundo la reconstrucción de maquinaria original del siglo XVI, gracias a la cual se realizan a lo largo del año distintas exhibiciones de molienda tradicional. Ni qué decir tiene que las vistas desde estos dioses del viento son espectaculares.

El museo Municipal de Alcázar alberga restos arqueológicos y obras pictóricas

Son muchas las maravillas que alberga Alcázar de San Juan

De este modo retornamos al núcleo urbano para tomar el auto y marcharnos. Estaremos agradecidos eternamente a Esteban Castellanos por hacernos de guía y mostrarnos las bondades patrimoniales de Alcázar de San Juan, así como la amabilidad de sus gentes. Solo nos queda recomendar la visita a esta hermosa localidad. Su historia te atrapará y sus monumentos te conquistarán para siempre. Para finalizar, queremos dedicarle este post a Luisa Fresneda, madrina de uno de estos dos zascandiles y oriunda de esta hermosa villa. Volveremos.

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies