Skip to content

Tragacete, el Pueblo Zascandil 2018 está en la Serranía

Plaza Doña María Luisa Vallejo, en Tragacete

Hace cosa de un mes anunciamos el ganador del concurso El Pueblo Zascandil 2018. Celebramos esta primera edición buscando una localidad que implicase a su gente y demostrase orgullo de pertenencia. Factores como la demografía o la belleza no eran importantes. Buscábamos viveza y movimiento. Ahí se alzó Tragacete, cuya gente siente esta villa muy dentro. De este modo, nos desplazamos a la serranía de Cuenca para visitar sus encantos. En este primer post de los distintos haremos sobre el municipio, nos centraremos en su núcleo urbano. Bellos rincones esperan al visitante.

Cómo llegar a Tragacete

Para aterrizar en este hermoso pueblo serrano tendremos que viajar por la carretera CM-2106. Es una de las arterias más importantes de la serranía de Cuenca. Circula desde la villa de Cañete hasta la comarca del Señorío de Molina en la provincia de Guadalajara. Atraviesa importantes pueblos como Huerta del Marquesado, Valdemeca o el propio Tragacete. También es la vía que utilizaremos para ir a parajes naturales destacables como el Nacimiento del Río Cuervo o la Laguna del Marquesado. Nosotros nos incorporamos a esta carretera desde la CM-2105, pocos kilómetros antes de aterrizar en nuestro destino, en el desvío a Valdemeca. Veníamos de dejar atrás pueblos como Huélamo, Uña o Villalba de la Sierra. También se circula por esta vía junto a paisajes de ensueño como el del Ventano del Diablo o el embalse de La Toba. Tragacete cuenta con una población de 259 habitantes (INE 2018). Pertenece a la comarca de la Serranía Alta.

Qué ver en Tragacete

Habíamos quedado con nuestros anfitriones en el Hostal Serranía. Amparo y Damián, dueños del negocio, nos recibieron con los brazos abiertos. Lo primero que hicieron fue darnos de desayunar. Un gran detalle que apreciamos mucho, además estaba todo delicioso. Hemos de decir que este encuentro se produjo gracias a Carolina, impulsora de la candidatura de Tragacete a El Pueblo Zascandil 2018. Tras el desinterés mostrado por la máxima autoridad de la villa, Amparo y Damián se ofrecieron a acogernos, siendo este último quien hizo de guía. No pudimos tener más suerte.

Salimos por la calle del Molino dejando atrás un pequeño parque a mano derecha. No tardamos en llegar a la plaza de San Miguel, donde se ubica el templo más importante de Tragacete, la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel, patrón de la villa. Su única nave está construida en mampostería con sillares en las esquinas. Consta de dos portadas, una en cada muro lateral. Destaca su elegante espadaña. Fue reformada hace más de una década.

Espadaña de la iglesia de San Miguel, en Tragacete

Iglesia de San Miguel Arcángel

Continuamos por la plaza Fuente del Pino, en la que encontramos una hermosa fuente con abrevadero. La primera de las muchas que posee el casco urbano. Ni qué decir tiene las innumerables que existen por todo el término municipal. A pocos metros observamos un tronco bien alto en medio de otra plaza.

Fuente de la plaza Fuente del Pino, en Tragacete

Coqueta fuente y al fondo la cucaña

Nos referimos a la plaza de la Constitución y su cucaña. Es la protagonista de un juego tradicional que consiste en trepar a lo alto del citado tronco. La cosa no es sencilla, pues suele estar untado con aceite o grasa. En este espacio también observamos el ayuntamiento de Tragacete. Admiramos las ventanas de media luna en la planta inferior. En la superior merece la pena reseñar su balconada. Culmina el inmueble una pequeña torre con reloj y cubierta a cuatro aguas.

El ayuntamiento de Tragacete, en Cuenca, es una construcción muy vistosa

Casa consistorial de Tragacete

Seguimos recto dejando atrás el antiguo cuartel, hasta que torcimos a mano derecha para ver otra de las representaciones del patrimonio civil de la localidad. Se trata de la casa de Don Casildo, actual edificio municipal polivalente. El inmueble, tras su última reforma, presenta un aspecto muy vistoso. Destaca su larga balconada de madera flanqueada por el verde de las plantas. Justo en enfrente, otra importante plaza, la de Doña María Luisa Vallejo. Alberga varios puntos de interés. El primero es la fuente de los Doce Caños, una de las más bellas de la localidad. La colorida farola que la corona nos encantó. A pocos metros encontramos un trinquete, aunque nosotros pensásemos que era un frontón. Damián, con mucho acierto, nos corrigió apuntando que este recinto constaba de tres muros, es decir, dos laterales y el frontal. La pista de frontón solo tiene uno lateral y el frontal. Nos pareció un gran detalle, pues hemos visto pocos pueblos con trinquete. Así a bote pronto recordamos San Pedro Palmiches, en la comarca de la Alcarria.

El edificio municipal polivalente de Tragacete está en la Casa de Don Casildo

La Casa de Don Casildo y su hermosa balconada

Continuamos el paseo por la calle San Felipe hasta que aterrizamos en el centro de interpretación del Parque Natural de la Serranía de Cuenca. Abrió sus puertas hace algunos meses. Entramos dentro y una amable trabajadora nos explicó un poco la función que cumple. Está lleno de paneles informativos y mesas interactivas en los que se explica los bosques, montañas, ríos, geología o flora del parque natural. En su interior también hay sala de audiovisuales, un aula-biblioteca y una estupenda exposición fotográfica de naturaleza en la planta de arriba. Esta muestra se titula “Castilla-La Mancha al natural” y es temporal. Existen otros dos centros de interpretación del parque en los municipios de Valdemeca y Uña, pero estos están más especializados. El de Tragacete aporta una visión más global y genérica. Muy recomendable.

El centro de interpretación del Parque Natural de la Serranía de Cuenca se halla en Tragacete

Paneles informativos en el centro de interpretación

Justo al lado observamos un parque con otra fuente. Esta tenía un aspecto más natural, pues el agua salía de una gran roca llena de musgo. Salimos hacia la parte más alta del pueblo, por la calle Fernando Royuela. Admiramos las clásicas viviendas serranas que tanto nos gustan. Antes de volver al Hostal Serranía, Damián nos advirtió sobre un gran árbol. Nos referimos a un bello pinsapo, poco común por estas tierras. De este modo concluyó nuestro paseo por los muchos encantos del núcleo urbano de Tragacete.

Multitud de fuentes y manantiales pueblan el término municipal de Tragacete, Cuenca

Otra de las hermosas fuentes de Tragacete

La visita continuó, pero lo veremos en siguientes posts. Y es que el Pueblo Zascandil 2018 merece más contenido. En futuras entradas hablaremos de parajes naturales tan impresionantes como la Cascada del Molino de la Chorrera o el Nacimiento del Río Júcar. Impresionante el patrimonio arquitectónico, cultural y natural de Tragacete.

Deja un comentario