Skip to content

Restaurante El Vasco, en Villarrubio (Cuenca)

Día festivo y el cuerpo nos pide salir a tomar algo. Tras llamar a Marcos, nuestro amigo de El Hito, decidimos que es el momento de conocer uno de los restaurantes míticos de la A-3, popularmente conocida como la carretera de Valencia. Estamos hablando del restaurante El Vasco, en Villarrubio, pueblo de nuestro amigo Álvaro, y al que le debemos una visita a la localidad y que esperamos realizar próximamente.

Cómo llegar al restaurante El Vasco

Se encuentra en la salida 93 desde Madrid, la 95 si venimos de Valencia.

Qué comer en el restaurante El Vasco

Una carta amplia y con numerosas referencias para elegir, con una gran cantidad de entrantes, pucheros, pescados y carnes. Entre sus especialidades resaltan las judías con perdiz, la merluza a la vasca o las kokotxas con angulas. Todo elaborado en cocina de leña. Pinta perfecto para unos zascandiles triperos como nosotros.

Decidimos comenzar por algo tradicional de la tierra: morteruelo con picatostes caseros. Que os vamos a decir de este plato que no os hayamos contado en nuestro post. Se nos hace la boca agua siempre que lo degustamos, y este, concretamente estaba especialmente bueno.

Pasamos a un clásico que nunca falla: Croquetas de jamón. Especialidad del chef leemos. Con esto tenemos claro que hay que probarlas para dar fe de que son especiales. Muy sabrosas y cremosas, con una textura deliciosa y un rebozado muy fino.

Seguimos con los platos para compartir, y en este caso nuestra elección es otro plato muy conocido en Castilla-La Mancha: migas del pastor con chistorra y huevo.  Un plato sencillo y sin más pretensiones que el disfrute del mismo. Dimos buena cuenta de las migas, las cuales eran abundantes, para pasar al plato principal.

Lo habíamos visto pasar para ser servido en otra mesa y sabíamos que iba a acabar en la nuestra. “Qué buena pinta tiene el entrecot”, comentábamos. Así que lo siguiente que hicimos fue pedirle al camarero un plato de entrecot de ternera. Hay veces que una imagen lo dice todo. Delicioso, y con este plato terminamos perfectos.

No teníamos hueco para los postres por lo que directamente pasamos a los cafés e infusiones.

Eramos tres personas por lo que tocamos a poco más de 25 € por cabeza con bebidas y cafés. Un precio razonable para la calidad de la comida que habíamos degustado.

Cuando nos íbamos, pese a que no nos cabía más en el estómago, vimos algo en la barra que ya tenemos apuntado para la próxima visita al Restaurante El Vasco. Unos torreznos. Si saben como pintan, esta claro que repetiremos.

Hasta la próxima visita Villarrubio.

Deja un comentario