Skip to content

Las Barrancas de Burujón, el Gran Cañón en Toledo

Las Barrancas de Burujón es uno de los Monumentos Naturales más bellos de Castilla-La Mancha

Aunque ya son ampliamente conocidas por el público en general, durante años, las Barrancas de Burujón fueron uno de los tesoros ocultos más espectaculares de Castilla-La Mancha. Este increíble paisaje se encuentra en la provincia de Toledo, junto al embalse de Castrejón. Puede establecerse una comparativa, salvando las distancias, con escenarios de ensueño como el Gran Cañón del Colorado o las Bárdenas Reales, este último ubicado en nuestro país. Te contamos nuestra experiencia en este asombroso paraje natural.

Cómo llegar a las Barrancas de Burujón

La carretera más importante para acceder a las Barrancas de Burujón es la CM-4000. Conecta las ciudades de Talavera de la Reina y Toledo, pasando por pueblos como Cebolla o La Puebla de Montalbán. Existe otra vía gracias a la cual es posible llegar al paraje natural, se trata de la CM-4050. Circula desde Gerindote hasta la villa de Polán. Este Monumento Natural se ubica a escasa distancia del cruce de las carreteras recién mencionadas. Desde Toledo se necesita menos de media hora para llegar, quedando a 26 kilómetros de distancia, aproximadamente. Las Barrancas se hallan en la comarca de Torrijos.

Siguiendo las indicaciones es fácil llegar al aparcamiento existente junto al bar El Refugio de las Barrancas. Aquí es donde se abre la disyuntiva. Si dejas el auto en este espacio, todavía queda más de un kilómetro caminando cuesta arriba hasta llegar al destino. Hay dos caminos para acceder a la zona de los miradores, ya que se trata de un recorrido circular. Si prefieres acercarte más con el coche recomendamos tomar la senda que conduce al mirador de Los Enebros, ya que está menos transitado que el otro, y así evitaremos molestar a más personas con el polvo que levantan las ruedas. La otra senda conduce al mirador del Cambrón.

Qué ver en las Barrancas de Burujón

Estamos refiriéndonos a este espacio natural de la manera popular, pero técnicamente se trata de las Barrancas de Castrejón, puesto que se hallan junto al embalse de Castrejón. Forman parte del Monumento Natural Barrancas de Castrejón y Calaña. Existe otra formación parecida, aunque de menor tamaño, en otro meandro más oriental que forma el río Tajo. Son las Barrancas de Calaña. Su acceso resulta más complicado, por eso atrae menos turismo. El Monumento Natural abarca los términos municipales de La Puebla de Montalbán, Burujón y Albarreal de Tajo.

Las cárcavas que conforman las Barrancas son impresionantes

El paisaje de las Barrancas es espectacular

El espectacular paisaje está conformado por cárcavas y gargantas formadas por la acción del río Tajo y la erosión del viento. Estos cortados arcillosos son un auténtico tesoro para la vista, alcanzando casi el kilómetro de longitud. Su cota más alta es el pico de El Cambrón. Quién iba a pensar que en Toledo hallaríamos un paisaje tan parecido al Gran Cañón del Colorado.

Las Barrancas de Burujón poseen cuatro miradores

Es conveniente tener precaución al asomarse a los miradores

Nuestra experiencia comienza tomándonos un bocadillo en El Refugio de Las Barrancas, el bar existente junto al aparcamiento de entrada. Debido a que existía una importante afluencia de gente, preferimos dejar estacionado el auto en este punto para no incomodar a los caminantes. Tomamos la senda que surge a mano izquierda para comenzar el ascenso. Es cierto que se hace duro, ya que es casi todo cuesta arriba, pero lo supimos llevar mientras contemplábamos los olivos que salían a nuestro paso.

En un kilómetro, aproximadamente, llegamos al primero de los cuatro miradores. Se trata de el mirador de El Cambrón. Desde este punto, el trayecto debe realizarse por el camino vecinal denominado “Vereda de Las Barrancas”. A medida que nos acerquemos a los miradores, tomaremos una pequeña senda que conduce directamente a los mismos. Durante muchos años, el continuo trayecto de turistas ha creado trazas más cercanas a los precipicios que acortaban la distancia entre los miradores. Estos ya no se pueden utilizar con el fin de conservar el patrimonio natural y evitar potenciales peligros.

El sendero marcado en amarillo es la “Vereda de las Barrancas”, por donde deberemos caminar entre miradores

Junto al mirador de El Cambrón, sale un pequeño sendero que conduce a la parte superior de las Barrancas, en sentido opuesto al camino vecinal. Este ofrece una vista alternativa a la de los miradores. Nosotros no lo transitamos, aunque, si volvemos, esperamos hacerlo. A medida que te desplazas por los diferentes miradores, la panorámica de las Barrancas de Burujón se abre, dejándote cada vez más impresionado.

El recorrido concluye en el mirador de Los Enebros, el último de todos, o el primero si llegas por esta parte. Cabe recordar que es una ruta circular. Como hemos mencionado anteriormente, existe una zona para estacionar el coche, además de una pequeña área recreativa por si alguien se lleva la comida o quiere descansar. Desde aquí volvimos al parking principal donde teníamos nuestro vehículo aparcado. Fue un trayecto más cómodo, puesto que la mayor parte la hicimos cuesta abajo.

Pertenecen al Monumento Natural Barrancas de Castrejón y Calaña

Panorámica de las Barrancas de Burujón

Flora y fauna de las Barrancas de Burujón

El Monumento Natural Barrancas de Castrejón y Calaña posee una rica avifauna. Sus especies se pueden diferenciar entre aves esteparias, rupícolas y acuáticas. Algunos ejemplos de aves esteparias que podemos contemplar son las avutardas, el alcaraván, el sisón o el halcón peregrino en época de cría. El milano negro, el águila-azor perdicera , el gavilán, el mochuelo o el búho real son aves rupícolas que podemos ver en las Barrancas, aunque las dos últimas solo de noche. Por último, tras el embalsamiento del río Tajo en 1967, podemos ver en el agua del Castrejón especies como la garza imperial, el calamón o la gallineta.

Con respecto a la flora, podemos diferenciar tres zonas donde habitan las especies: las llanuras, las cárcavas y los márgenes del embalse. Sobre las llanuras podemos observar encinas y plantas como el tomillo, la retama o el romero, propias de terrenos áridos. En las cárcavas existen, sobre todo, plantas colonizadoras como el torvisco, las efedras, el esparto o el espino negro. Por último, cerca del embalse podemos encontrar árboles de hoja caduca como el olmo, el sauce o el chopo, además de vegetación de ribera como los juncos, los carrizos y las eneas.

Numerosas especies pueblan el Monumento Natural Barrancas de Castrejón y Calaña

Flora en los alrededores de las Barrancas

De este modo concluyó nuestra visita a este impresionante paraje natural. Las Barrancas de Burujón es un tesoro que poco a poco va adquiriendo la importancia que merece, lo cual demuestra la progresiva afluencia de visitantes que posee. Este Monumento Natural cada vez atrae más el turismo, siendo uno de los rincones más espectaculares de Toledo. Y tú, ¿ya lo has visitado? ¿No? ¿Y a qué esperas?

Lo sentimos, no pudimos encontrar ningún post. Por favor ensaye una búsqueda diferente

Deja un comentario