La Pesquera, junto al embalse de Contreras

La Pesquera, en Cuenca

Continuamos con nuestra pequeña serie de posts comenzada en Puebla del Salvador. Cabe recordar que todos los municipios de las reseñas tienen algo en común: su párroco es Luis Eugenio Martínez, oriundo de Horcajada de la Torre, pueblo por el que hemos pasado alguna vez… Acompañados de nuestro amigo Alfonso Arjona, toca seguir zascandileando por la Manchuela visitando una localidad que convive con la naturaleza junto al embalse de Contreras. Preparaos para seguir nuestras andanzas en día de elecciones generales.

Cómo llegar a La Pesquera

La Pesquera cuenta con una población de 236 habitantes (INE 2016). Para llegar debemos tomar el desvío que existe en la carretera CM-211, entre los municipios de Minglanilla y Puebla del Salvador. Posee una distancia asequible con capitales de provincia como Cuenca (90 km.), Albacete (88 km.) o Valencia (125 km.). Su economía depende principalmente de la agricultura (cereal y vid) y la ganadería.

Qué ver en La Pesquera

Aterrizamos en el pueblo dejando el auto aparcado en la calle de la Fuente. En pocos metros nos plantamos en la plaza Mayor, uno de los principales lugares de interés, pues reúne varios de los monumentos más importantes de la localidad. El primero que pudimos ver fue el Ayuntamiento de La Pesquera. Construido en 1986, posee soportales sustentados en una galería con cinco arcos de medio punto. Fue rehabilitado en 2010 y actualmente también realiza las funciones de Centro Social. Muy cerca encontramos la Casa Palacio o Venta del Pesquete (s. XVII-XVIII), antigua casa de postas y origen del nombre de la localidad. Consta de dos plantas, además de los escudos reales y flor de lis en la fachada. Antiguamente estaba situada en el Camino Real de Madrid a Valencia, parando con cierta asiduidad reyes y personajes conocidos de la época.

Ayuntamiento de La Pesquera

Fachada del Ayuntamiento de La Pesquera

Llegamos enseguida a la iglesia parroquial de la Purificación de María (s. XVII), justo antes de que Luis comenzará la misa. Tuvo la amabilidad de indicarnos los elementos más destacables en el interior del templo, como el magnífico artesonado de su techumbre. En su exterior, es de interés la bella espadaña con sus dos ojos para las campanas. Dejamos a Luis preparase, no sin antes preguntarle dónde estaba nuestro siguiente destino.

Iglesia de la Purificación de María, La Pesquera

Iglesia Parroquial de la Purificación de María

Cosas de la vida, queriendo ir al cementerio de La Pesquera, acabamos en el embalse de Contreras. Ni siquiera teníamos intención de ir más adelante. Simplemente vimos una señal, observamos que la distancia no era muy larga, y enfilamos el camino. Fue una experiencia agridulce. Disfrutamos del recorrido, de la exuberante vegetación compuesta principalmente por pino carrasco y de una sorpresa que nos encontramos volviendo. Quedamos en parte defraudados por el porcentaje de agua que posee actualmente el embalse, el cual le da un aspecto un poco lastimoso.

Embalse de Contreras a la altura de La Pesquera

Embalse de Contreras (La Pesquera)

Fue construido en 1972 entre las confluencias de los ríos Cabriel y Guadazaón. Tiene una capacidad de 852 hm3, completando una superficie de 3.331 hectáreas. Como acabamos de mencionar, sus aguas ocupan un porcentaje bastante bajo con respecto a la capacidad, a día de hoy un 21,5% (183 hm3), por aquel entonces seguramente menos debido a la escasez de lluvias. Pertenece a la Confederación Hidrográfica del Júcar y su utilidad principal es la de producir energía y abastecer el Canal Júcar-Turia.

Nos costó un poco volver a encontrar el camino de vuelta tras varios desvíos para llegar a la orilla, pero finalmente lo logramos poniendo rumbo, de nuevo, a la villa. En esos instantes de retorno, nos pareció atisbar una pequeña capilla entre los pinos. Dejamos el coche, cuidadosamente, en un lateral de la carretera para bajar y presenciar con mayor exactitud aquello que tanto había despertado nuestra curiosidad. Era nada más y nada menos que la ermita de la Virgen de la Cueva Santa. No cabe duda, su ubicación es espectacular y el merendero cercano resulta un punto de reunión estupendo para el pueblo. Sorpresa de las buenas.

Ermita_Virgen_Cueva_Santa_La_Pesquera

Un gran descubrimiento, la Ermita de la Virgen de la Cueva Santa

Nos faltaban dos lugares que visitar y no teníamos mucho tiempo para averiguar su localización por nuestra cuenta. Preguntamos a un amable vecino, quien nos indicó el camino hasta la Calzada Romana. Con un kilómetro y medio de extensión, pudimos observar el buen estado en el que se encuentran las tres alcantarillas construidas con piedra de sillería. Acto seguido, con cuidado para no atropellar a nadie, nos desplazamos hasta la fuente y lavadero, un lugar de belleza excepcional. Utilizado antiguamente como abrevadero para las caballerías, llena sus aguas una fuente de cinco chorros. Paraje de los más singular que recomendamos visitar.

De este modo terminamos la visita de todos los monumentos pesquereños, aunque la manera de ver los últimos, deprisa y corriendo, no nos dejó del todo contentos. Tenemos pensado volver y recorrer tranquilamente este hermoso pueblo. Tal vez hagamos alguna excursión por los senderos oficiales que parten del municipio. Es el caso del Sendero del Pajazo (PR-CU 57) y el Sendero del Manco (PR-CU 58), de 19 y 11 kilómetros, respectivamente.

Calles de La Pesquera

Zascandileando por las calles de La Pesquera

También recomendadmos leer la reseña de otro pueblo donde nuestro amigo Luis ejerce de párroco, Minglanilla. Como siempre en esta serie de post, acompañados por Alfonso, gran conocedor de la provincia. Nos despedimos pensando en nuestra vuelta a La Pesquera, un pueblo espectacular en toda su extensión. Le debemos otra visita en condiciones. Es una promesa.

[yop_poll id=”338″]

Deja un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y tratamiento de datos ACEPTAR

Aviso de cookies