De charla con Joaquín Caparrós

“Me leo a diario todos los periódicos de Cuenca”

Zascandileando con Joaquín Caparrós

Nosotros somos muy futboleros, no podemos negarlo. Hemos jugado desde niños y, a día de hoy, continuamos la práctica semanalmente. Cuando nos comunicaron la posibilidad, mediante un amigo de la Real Federación de Fútbol de Madrid, de poder hablar unos minutos con el gran Joaquín Caparrós, no lo dudamos. El motivo de esta coincidencia es la inauguración del ciclo de conferencias del Comité Madrileño de Entrenadores y Preparadores Físicos en el INEF de la Universidad Politécnica de Madrid.

Tras saludar a nuestros conocidos llega el momento de que nos presenten a Joaquín Caparrós. Nos introducen como “los del blog de Cuenca”, y tras comentarle nuestras raíces horcajadeñas nos sorprende al instante. “Mi mujer es de Palomares [del Campo]”, pueblo situado a 13 kilómetros. A partir de entonces todo se vuelve más fluido, además de conversar con un hombre que ha entrenado a varios equipos en Primera División y al cual admiramos, estamos charlando con un paisano de Cuenca.

Empezamos con sus inicios como entrenador en el San José Obrero C.F., tras militar como futbolista en varios equipos de la provincia. “Comencé la temporada como jugador y en el segundo partido nuestro entrenador, Ángel Domingo, por un problema personal, tiene que dejar el equipo. En ese momento se me propone que lo entrene, y yo acepto”, explica. Después llegaron otros conjuntos de la provincia como la U.B. Conquense, el Motilla C.F. o el Campillo C.F., equipo del que guarda muy buenos recuerdos: “Había un ambiente espectacular, con un 80% de la plantilla del propio pueblo”. No duda de la influencia positiva que ejercieron estos primeros años como técnico en la provincia, los cuales se vieron reflejados en su constante progresión.

Varía la conversación hacia sus años en la capital. “He vivido veinte años en la ciudad de Cuenca, diez de ellos trabajando en una empresa hospitalaria, donde llegué a conocer todos los sectores de la sociedad conquense”, señala. Tiempos en los que vivía en la calle San Pedro, “la más antigua de la ciudad”. Tiempos en los que conoció a grandes de la pintura como Fernando Zobel o Bonifacio Alonso. Adelantamos el tiempo para irnos al presente y preguntarle al míster su actual relación con la ciudad. “Cada vez que puedo voy allí. Fíjate que me leo a diario todos los periódicos de Cuenca”. No nos quedan dudas, y más recordando un momento muy especial para el reputado entrenador, su pregón en las Fiestas de San Mateo 2012. “Fue una sensación espectacular”, rememora con gesto alegre. “Viví la fiesta desde que llegué. Es la fiesta del pueblo”, sentencia.

Pregón de San Mateo 2012  Vídeo: www.cuencanews.es

Observamos que sus acompañantes se van poniendo la chaquetilla para abandonar el lugar y le comentamos que no hay problema en dejar la charla en ese instante si debe marcharse. “Vosotros preguntad, no os preocupéis”. Lo dicho, un crack como entrenador y como persona. Para no hacerle esperar mucho más le pedimos que nos diga sus lugares preferidos de la capital y la provincia. En la ciudad se decanta por todo el Casco Antiguo, volviendo a recordar sus años allí. “Trabajé en una tienda de antigüedades en la plaza Mayor”, apunta. Saliendo de la gran población nos destaca la Serranía de Cuenca, poniendo como ejemplo el municipio de Villalba de la Sierra, pero nos sorprende saliéndose de los lugares más típicos. Le encanta una zona de La Mancha: “Olmedilla [del Campo], Valparaíso [de Abajo]… Tengo un grupo de amigos y nos juntamos a comer caldereta”. Quién sabe, dada la cercanía de estos pueblos con nuestra Horcajada de la Torre, quizás nos encontremos al míster por allí y podamos volver a tener una agradable charla como esta. Le debemos una ronda por prestarse a hablar con nosotros y, por supuesto, por la amabilidad y el cariño mostrado.

Nos despedimos inmortalizando el encuentro con una fotografía.Tras ver cómo se marcha, se nos queda una sonrisa de bobos bastante ridícula. No porque hayamos conocido a alguien famoso en el mundo del fútbol y al que admiramos, más que nada por comprobar su sencillez y amabilidad. Por comprobar que es uno de los nuestros. Uno de aquellos que no necesitan haber nacido en Cuenca para llevarla en el corazón para siempre.

Deja un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y tratamiento de datos ACEPTAR

Aviso de cookies