Viso del Marqués, Álvaro de Bazán y su palacio

Salón de Honor del palacio del Marqués de Santa Cruz, en Viso del Marqués

Existen localidades íntimamente ligadas a personajes históricos, aunque en el caso de hoy, digamos que va un paso más allá porque su nombre, como es conocida actualmente, pasó a denominarse así en honor de este ilustre almirante. Álvaro de Bazán y Guzmán, I marqués de Santa Cruz, dejó su huella imborrable no solo donando un cocodrilo, sino ordenando construir un palacio que a día de hoy es uno de los edificios más espectaculares que hay en Castilla-La Mancha. Acompáñanos a zascandilear por Viso del Marqués.

Uno de los militares más importantes de la historia en Viso del Marqués

Antes que nada, conviene especificar que Álvaro de Bazán no pasó grandes etapas de su vida en este pueblo, aunque por razones obvias lo tenía en gran estima. La adquisición a la Corona del señorío sobre el Viso del Puerto de la antigua encomienda de Mudela y Viso, que se convirtió en villa de realengo en 1538, fue llevada a cabo por su padre, Álvaro de Bazán, el Viejo, también marino que llegó a ser capitán general de las Galeras de España. Posteriormente su hijo lo heredó y en su honor pasó a denominarse Viso del Marqués tras la concesión por parte de Felipe II del título de marqués de Santa Cruz en 1569.

Esta población se denomina así en honor a Álvaro de Bazán, primer marqués de Santa Cruz

Señal de entrada a Viso del Marqués

Su vida daría para una lectura de muchas horas. Tras numerosas batallas no cosechó ninguna derrota y, además de marqués de Santa Cruz, se le concedieron títulos como el de señor de la villa de Valdepeñas, comendador mayor de León en la Orden de Santiago, Grande de España o capitán general del mar Océano y de la gente de guerra del Reino de Portugal. Falleció en 1588 y fue enterrado en la iglesia de Viso del Marqués hasta que se pudieron trasladar sus restos al convento de San Francisco en 1643. Tras la Desamortización se volvió a llevar el cuerpo a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en 1836. Finalmente, en 1988, coincidiendo con el cuarto centenario de su muerte, se llevaron los restos a la capilla ubicada en el palacio del Marqués de Santa Cruz.

Qué ver en Viso del Marqués

No dejamos la figura de Álvaro de Bazán, ya que si nos ponemos a mencionar los lugares de interés del pueblo lo primero que debemos citar es el palacio que mandó construir. Un tesoro castellanomanchego de lo más especial.

Palacio del Marqués de Santa Cruz, joya renacentista

«Alvaro de Bazán hizo un palacio en el Viso porque pudo y porque quiso». Ordenó su construcción, comenzando las obras en 1564 y prologándose hasta 1586, dos años antes de su muerte. Jamás llegó a residir en él, cosa que sí hicieron los II marqueses de Santa Cruz y sus sucesores hasta el siglo XVIII. La decisión de edificar esta residencia en el Viso, tras haber heredado ya la villa, se basó en su ubicación estratégica, a medio camino entre la corte en Madrid y las bases de navíos en Lisboa, Cádiz y Cartagena.

Las trazas originales del palacio fueron continuadas por Giovanni Battista Castello, el Bergamasco, que desembarcó desde Italia con un grupo de decoradores y artistas manieristas. Entre ellos figuraban César de Bellis, Fabrizio Castello, Nicolás Granello o la familia Peroli, pintores y autores de los más de 8000 metros cuadrados de frescos que cubrían la totalidad de las paredes y bóvedas del edificio. En la actualidad hay partes donde ya no se pueden apreciar estos frescos debido a los desperfectos que sufrió el palacio tras el terremoto de Lisboa de 1755. De hecho, el inmueble contaba con cuatro torres en las esquinas, las cuales se vinieron abajo tras el suceso.

Los autores de las pinturas que cubre casi la totalidad de las paredes del palacio fueron italianos, traídos por el propio marqués de Santa Cruz

Los frescos del palacio son una maravilla

Andrés fue la persona que nos hizo la visita guiada y nos mostró las maravillas distribuidas en las dos plantas visitables que hay en el interior del palacio, en contraste con la sobriedad de su fachada. Lo primero a observar es el zaguán, es decir, la entrada al palacio con su suelo empedrado. En el techo se puede apreciar al dios Neptuno sobre una concha a modo de carro tirado por caballos de mar. Tras cruzar el zaguán llegamos al patio central. En sus esquinas figuran cuatro alegorías de naciones: España, el Vaticano, Francia y Turquía. La galería consta de tres y cuatro arcos de medio punto por panda.

En esta parte se pueden apreciar frescos que ilustran al marqués como el dios Neptuno

Techo del zaguán del palacio

La primera estancia a la que entramos es la sala Portugal. El mobiliario de este salón proviene del museo Naval de Madrid. En las paredes se hallan tres copias de retratos de Álvaro de Bazán, Juan de Austria y Felipe II. Los frescos del techo representan la conquista de Portugal (de ahí su nombre) con la toma de Lisboa visible en el centro. Desde esta sala se pasa al jardín renacentista. Consta de una fuente del siglo XVI, aunque lo más destacado son las dos esculturas funerarias que representan a Alonso de Bazán, hermano del marqués de Santa Cruz, y su esposa María de Figueroa, obra de Antonio de Riera.

Hay muchas imágenes y esculturas que representan al marqués de Santa Cruz como una deidad

Escultura de Álvaro de Bazán como el dios Marte

Volviendo al patio central, accedimos por la escalera imperial de cinco tramos al piso superior. Antes de subir, se pueden apreciar a cada lado dos esculturas de Álvaro de Bazán representando al dios Neptuno y al dios Marte. Esta escalera fue restaurada en 2005. La siguiente estancia que contemplamos fue el salón del Linaje, decorado con pinturas donde se muestra a los antepasados del marqués de Santa Cruz, de origen navarro. Pasamos a la sala del Olimpo, más pequeña de tamaño y con frescos de diversas divinidades (Venus, Marte, Mercurio, Júpiter…) en la bóveda. También podemos observar el parto de la ninfa Calipso, pintura única del Renacimiento. Seguimos por la sala de las Cuatro Estaciones, donde continúan los temas mitológicos como bien refleja el rapto de Proserpina por parte de Plutón, el cual le lleva en un carro. En esta sala hay un brasero, único objeto del mobiliario original del palacio.

En esta sala se pueden apreciar frescos relacionados con la familia y antepasados de Álvaro de Bazán

Salón del Linaje

El salón de Honor es el mayor de todo el palacio. No posee pintura en su bóveda, ya que se derrumbó debido al terremoto de Lisboa anteriormente comentado. Cuando se reconstruyó, se decidió no volver a pintar. Existe la teoría de que en esta parte pudo estar representada la batalla de Lepanto, una de las que más fama le dio y que no aparece a día de hoy en el edificio. Una curiosidad de esta sala son los trampantojos. Se puede observar que las columnas están pintadas y que sus capiteles corintios pueden ser cuadrados o parecer que se desencajan según la perspectiva. En las cuatro esquinas figuran los emperadores romanos españoles. En el centro del salón existen dos maquetas que se corresponden con un bergantín de dieciséis cañones de Isabel II (1854) y un modelo de balandra de dieciséis cañones (1820).

Esta sala del palacio del Marqués de Santa Cruz está decorada con frescos de escenas mitológicas

Techo de la Sala del Olimpo

¿Sabes lo que es un fanal? Son los grandes faroles que se ubicaban en la popa de los navíos como insignia. Pues bien, Álvaro de Bazán los coleccionaba como trofeos de las principales naves enemigas en batallas como la de Navarino, Lepanto o la toma de Portugal. Se encuentran en las paredes del piso superior. En esta planta también se pueden ver frescos de las ciudades de Italia donde transcurrió la vida de Álvaro de Bazán o grafitis a modo de libro de visitas que datan del siglo XVIII. Hablando de fanales, en la entrada de la capilla figura la reproducción del que se ubicaba en la galera del marqués llamada «La Loba». Aquí reposan los restos de Álvaro de Bazán y su familia, concretamente en la urna ubicada bajo la mesa del altar, presidido por el cuadro de apóstol Santiago el Mayor. La elección del cuadro no es casual, ya que pertenecía a la Orden de Santiago. A pesar de ello, anteriormente hubo otro cuadro de mayor valor en la capilla, era una Virgen de Tiziano, pero se la llevaron los franceses durante la Guerra de la Independencia.

Horario y tarifa del archivo-museo Álvaro de Bazán

El palacio, tras el terremoto de Lisboa de 1755, quedó muy dañado. Tuvo diversos usos como granero, almacén o escuela, hasta que en 1948 la familia de los marqueses de Santa Cruz lo arrendó, debido a su buena relación, a la Armada, quien lo adecentó y transformó en museo primero y, posteriormente Archivo General de la Marina. ¿A cambio de cuánto dinero es el préstamo? Pues nada más y nada menos que de una peseta durante noventa años. Eso sí, el pago se debe hacer en el billete de una peseta en el que figuraba la efigie de Álvaro de Bazán. Antes de esto, el palacio del Marqués de Santa Cruz fue declarado Monumento Nacional en 1931.

El palacio del Marqués de Santa Cruz, ordenado construir por Álvaro de Bazán, es uno de los edificios civiles más importantes de España

Desde la planta superior del palacio

Horario:

De martes a viernes: visitas en grupo y guiadas (máximo cincuenta personas) a las 10:00, las 11:00, las 12:00, las 16:00 y las 17:00.

Sábados: visitas a las 10:00, las 11:00, las 12:00, las 13:00, las 16:00 y las 17:00.

Domingos: visitas a las 10:00, las 11:00, las 12:00 y las 13:00.

Cierra los lunes y, como días festivos: 1 y 6 de enero, Viernes Santo, 16 y 25 de julio, 15 de agosto, 30 de noviembre y en diciembre los días 24, 25 y 31.

Tarifa:

Aportación voluntaria de tres euros para mantenimiento del museo.

Contacto:

Teléfono: 926 337 518

Correo electrónico: [email protected]

 La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y el lagarto del Viso

Junto al palacio del Marqués de Santa Cruz se encuentra el templo más importante de Viso del Marqués. Se trata de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (s. XV), de estilo gótico tardío y nave única. Como hemos mencionado antes, Álvaro de Bazán estuvo enterrado aquí hasta 1988 como bien referencia un texto de Lope de Vega sobre azulejo, pero no es menos impresionante que, camino de su enterramiento en Granada, Isabel la Católica pasó una noche aquí también. De hecho, hay una placa conmemorativa en la fachada de la iglesia que conmemora el quinto centenario de esta pernoctación.

Se tuvo que reconstruir la torre de este templo de Viso del Marqués debido al terremoto de Lisboa de 1755

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

El elemento más sorprendente del conjunto es el famoso lagarto del Viso. Se trata de un cocodrilo del Nilo de más de cuatro metros que lleva 440 años colgado en una de las paredes. Lo trajo desde Egipto como ofrenda. Por lo visto en el siglo XVI esto no era algo extraño. El reptil representa el silencio y la atención. Es tan famoso que en 2022 se instaló una escultura espectacular del lagarto en una rotonda de entrada al pueblo, obra de José Lillo Galiani.

Una de las paredes de la iglesia de Viso del Marqués tiene un cocodrilo disecado que trajo el marqués de Santa Cruz

¿Puedes localizar el cocodrilo?

El templo también se vio afectado por el citado terremoto de Lisboa de 1755, ya que llegó a tirar hasta el campanario. Cómo tuvo que ser el fenómeno para que se sintiera con tanta crudeza a más de quinientos kilómetros de distancia. Durante la Guerra Civil la iglesia quedó prácticamente vacía. El actual retablo es de 1953. Consta de trampantojos a modo de columnas que en realidad son de madera. Cuando fuimos un caballero nos hizo una visita guiada, aunque lamentamos no acordarnos de su nombre. Nos mostró la imagen de la patrona de Viso del Marqués, la Virgen del Valle, obra de Luis Marco Pérez, y de la Virgen del Carmen, patrona de la Marina.

Plaza del Pradillo

Ya hemos hablado de los dos pesos pesados de Viso del Marqués. ¿Qué tienen en común además de que han albergado los restos del marqués de Santa Cruz? Su ubicación. La plaza del Pradillo es el centro neurálgico de la villa. Su suelo empedrado es de los más característico debido a las imágenes que ofrece: una rosa de los vientos, formas geométricas o un tablero de ajedrez, símbolo del escudo de armas de la familia Bazán.

Este espacio es el centro neurálgico de Viso del Marqués y está repleto de monumentos de interés

Plaza del Pradillo

Tres elementos destacan en este espacio. El primero es la fuente, que está adornada en su interior con la imagen de un ciervo. El segundo es la escultura en bronce a la memoria de Álvaro de Bazán, ubicada enfrente de la puerta del palacio. El tercero y último es el busto de Julio Guillén, director del museo Naval, académico de la lengua, de la historia y diseñador de esta plaza. Su figura fue fundamental para el pueblo, ya que gestionó la cesión del palacio del Marqués de Santa Cruz como sede del archivo-museo.

El marqués de Santa Cruz tiene una escultura delante del palacio que ordenó construir en el siglo XVI

Estatua de Álvaro de Bazán frente a su palacio

Mentimos, son cuatro, pues todavía se conserva el torreón del antiguo convento de Beatas de la Tercera Regla de San Francisco, hoy de titularidad privada. El resto del conjunto que formaban hospital, iglesia y monasterio ya no existe. Lo ordenó edificar el papa Inocencio VIII en 1488, siendo demolido entre 1947 y 1949. El I marqués de Santa Cruz favoreció este convento, de hecho una de sus hijas fue monja en él y su hermano, Alonso de Bazán, junto a su esposa, María de Figueroa, fueron enterrados aquí. Como hemos comentado antes, ahora sus restos están en el palacio. Álvaro de Bazán también estuvo enterrado aquí hasta su desamortización.

Museo de Ciencias Naturales AVAN

En la calle Real, ubicado en el edificio de la antigua casa consistorial (visible por el reloj de su torre), se encuentra el museo de Ciencias Naturales AVAN. Posee estas siglas porque fue fundado por la Asociación Viseña Amigos de la Naturaleza (AVAN). Este colectivo hace una labor magnífica, encargándose del museo y realizando distintos eventos y actividades.

Este museo es uno de los lugares que hay que visitar sí o sí cuando se va a Viso del Marqués debido a lo completo que es

Museo de Ciencias Naturales AVAN

Llegamos un poco con la hora justa, pero Julián, trabajador de la oficina de Turismo de Viso del Marqués (ubicada en el mismo edificio), no nos metió ninguna prisa. Empezamos por la planta de arriba, en concreto por la sala de malacología, donde apreciamos peces disecados, conchas, estrellas de mar, caracolas o fósiles. Seguimos por la sala de botánica. En ella se muestran hongos clasificados según su comestibilidad, tipos de trigo, cebada, hierbas tipo manzanilla, albahaca, etc. Continuamos por la sala de micología, compuesta por sesenta setas liofilizadas donadas por D. Joaquín Fernández Portal. De hecho, se hacen unas jornadas micológicas todos los años. Muy recomendables.

Encontramos en la planta de arriba dos salas de exposiciones. En la primera había dos muestras: «El vulcanismo en el Campo de Calatrava» y «Odonatos: los señores de las charcas, una aproximación al fascinantes mundo de las libélulas y caballitos del diablo». La otra sala albergaba la exposición «Flores de cerca, aproximación fotográfica a nuestra flora silvestre». Fuimos a comienzos de 2023, por lo que desconocemos si han concluido o no.

En la planta inferior observamos diferentes animales disecados, tales como un águila real, un águila imperial, un lince ibérico, un azor, una cobra de monóculo o un ratonero común. También existe una completísima sala de minerales, rocas y fósiles. La parte de fósiles está dividida por épocas como el Paleozóico, Mesozóico o Cenozóico. Los minerales están separados en distintas clases como silicatos, fosfatos, arseniatos y vanadatos, carbonatos, nitratos y boratos, óxidos e hidróxidos, halogenuros, sulfuros y sulfosales, y elementos nativos. Las rocas se compone de ígneas, sedimentarias y metamórficas. Como ejemplos destacables de la sala podemos citar una roca fulgurita, un meteorito siderito o un molusco cefalópodo. Por último, visitamos la sala Manuel Gómez Ruiz de entomología, con 1756 lepidópteros (mariposas). Una pasada.

Esta sala del museo de Ciencias Naturales AVAN en Viso del Marqués es una maravilla

Sala de minerales, rocas y fósiles

Biblioteca Municipal de Viso del Marqués

A pocos metros del museo de Ciencias Naturales, en la acera contraria, se halla la biblioteca pública municipal del pueblo. Se levantó, aproximadamente, en 1928 para ser sede de la Caja Rural de Ahorros y Préstamos. Años más tarde albergó la casa de servicios de Correos y Telefónica. Antes del comienzo de siglo se reformó para dar cobijo a la biblioteca. Su fachada es de gran hermosura. Destaca el color amarillo de los marcos de las ventanas y los dinteles, además del balcón y el blasón ubicado en el mismo.

Este es uno de los edificios más hermosos dentro del callejero de Viso del Marqués

Biblioteca Pública Municipal

La paralela calle Cervantes da acceso a la plaza de la Oretania, dedicada al antiguo alcalde Leopoldo Morales. En este espacio figura el ayuntamiento de Viso del Marqués, edificio ya más moderno hecho de ladrillo. No debemos olvidar otra construcción importante ubicada en la calle Almagro. Se trata de la Almazara del Marqués (s. XVIII), conocida también como «La Molina». Fue levantado con el fin de gestionar las necesidades de producción aceitera del olivar del marqués de Santa Cruz. A día de hoy es una hospedería.

Este edificio se creó para satisfacer las necesidades de producción de aceite en los olivos del marqués de Santa Cruz

Almazara del Marqués

Ermita de San Andrés y parque forestal del Valle de los Perales

En la calle Maestro Noguera tenemos otro templo a visitar. Hablamos de la capilla de la Virgen de los Dolores (s. XVIII). De estilo neoclásico en su interior y planta cuadrada, este edificio religioso de ladrillo consta de dimensiones bastante pequeñas, pese a tener aneja una sacristía de menor altura.

Este pequeño templo es uno de los más importantes dentro del casco urbano de Viso del Marqués

Capilla de la Virgen de los Dolores

En plena Sierra Morena, a quince kilómetros del pueblo en dirección a San Lorenzo de Calatrava, se halla la ermita de San Andrés. Posee planta de cruz latina y un retablo barroco de lo más vistoso. Completa el conjunto una plaza de toros y un salón polivalente.

Por último, no vamos a dejar de citar el parque forestal del Valle de los Perales, ubicado en la sierra del Viso a seis kilómetros de la población. Aquí encontramos un área recreativa, lo que parecía una casa rural y también la ermita de la Virgen del Valle. Este pequeño templo nos sorprendió mucho por su forma en semicírculo. Realmente curiosa. Un sitio de lo más agradable para terminar nuestro zascandileo por Viso del Marqués. En plena naturaleza.

Acceso al área recreativa del Valle de los Perales y a la casa rural y ermita ubicadas en su interior

Entrada al parque forestal del Valle de los Perales

Fiestas de Viso del Marqués

Siempre decimos que una manera de sumar valor añadido a tu zascandileo por un pueblo es ir en sus fiestas. Si te apetece hacerlo en Viso del Marqués, te dejamos por aquí varias opciones:

Romería de San Andrés: El patrón del pueblo celebra sus fiestas el segundo fin de semana de mayo y el 30 de noviembre. Tiene lugar en la ermita de San Andrés, la cual acabamos de mencionar algunas líneas más arriba. Se celebra una misa, además de haber comida en un ambiente estupendo.

Feria de Viso del Marqués en honor a Santiago Apóstol: Se celebra el 25 de julio y los días sucesivos. Lo que se entiende como las fiestas de un pueblo. Pregón, verbena, atracciones, puestos de venta, multitud de actividades, etc. Alegría.

Semana Cultural: Se organiza a comienzos de agosto. Tiene lugar desde el año 1988. Conferencias, exposiciones, conciertos, teatro, actividades infantiles… Cultura a raudales para que disfruten vecinos y forasteros.

Fiestas de la Virgen del Valle: El 15 de agosto es el día de festejo en honor a la patrona de Viso del Marqués. Se trata de una celebración más de tipo religioso, con misa y procesión, a la cual acude una gran afluencia de gente debido a la devoción existente por la Virgen.

Templo ubicado en el área recreativa del Valle de los Perales, a seis kilómetros de Viso del Marqués

Ermita de la Virgen del Valle

Merece la pena también pasarse en otras festividades como San Antón (17 de enero), La Candelaria (2 de febrero), la Virgen de Fátima (13 de mayo), San Juan Bautista (24 de junio), San Cristóbal (10 de julio) o la Virgen del Carmen (16 de julio).

Cómo llegar a Viso del Marqués

Realmente no hay una gran arteria de comunicación que circule por su núcleo urbano, pero la autovía del Sur o A-4 a su paso por Amuradiel se encuentra a solo seis kilómetros. La vía que conduce desde ese punto a Viso del Marqués es la CM-4111, que conduce a Ciudad Real pasando por pueblos como Calzada de Calatrava. Otras dos carreteras que pasan por la población son la CR-5042, anteriormente mencionada porque es la usada para ir a la ermita de San Andrés, y la CR-5226, nexo de unión con Santa Cruz de Mudela.

Viso del Marqués cuenta con tres pedanías: Bazán, Umbría de Fresnedas y Villalba de Calatrava. Posee una población de 2135 habitantes (INE 2023), los cuales pertenecen a la comarca de Sierra Morena.

SOBRE NOSOTROS

Zascandileando-Quienes somos

Te damos la bienvenida a nuestro blog de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. En él hablaremos de todas sus provincias, otorgando a Cuenca una sección específica, pues supone el origen de Zascandileando. Mostramos los pueblos y parajes naturales de la región, así como su gastronomía típica y los mejores planes de ocio. Todo ello aderezado con entrevistas a importantes personalidades castellanomanchegas.

PUBLICIDAD




COLABORADORES

CONTENIDOS RELACIONADOS

Lo sentimos, no pudimos encontrar ningún post. Por favor ensaye una búsqueda diferente

Deja un comentario