Uña, un entorno incomparable

San_Miguel_Arcangel_Iglesia_Uña
Plaza_Uña_Cuenca
Ermita_Uña_Virgen_Espinar
Nos desplazamos a la serranía de Cuenca para visitar un pueblo con el que teníamos una deuda pendiente. Habíamos desyaunado alguna vez en otras ocasiones, pero faltaba patearlo bien. Le llega el turno a esta maravillosa localidad.

Cómo llegar a Uña

Situado a 36 kilómetros de Cuenca, llegamos por la carretera CM-2105, la cual nos conocemos ya prácticamente al dedillo. Sus 97 habitantes (INE 2016) pueden presumir del entorno en el que está ubicado su pueblo, entre cortados de roca y junto a la laguna de Uña, un bonito humedal de unas tres hectáreas de superficie, del que también tenemos una entrada propia junto con el embalse de La Toba. Pertenece a la comarca de la serranía Alta.

Qué ver en Uña

Como somos dos personas de costumbres y nos gusta repetir las buenas experiencias, nos metimos entre pecho y espalda un buen desayuno en el bar-restaurante “Zaballos”, justo en la entrada del pueblo. Tras reponer fuerzas y recibir las recomendaciones del amable camarero, anduvimos por la calle Horno hasta desembocar en la plaza de la Constitución. Pocos metros más adelante, en dirección izquierda y dejando atrás el ayuntamiento, llegamos a la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel.

Construida en el siglo XIII en honor a San Miguel Arcángel, se restauró en el XVI, siendo la época de mayor poderío económico en la localidad gracias a la ganadería trashumante. En el exterior podemos contemplar su espadaña rematada con ladrillo. Ya en su interior destaca el arco triunfal que da paso al Altar Mayor, con su bello artesonado. Dignas de mención son también las vidrieras de motivos religiosos. Hace años albergaba unas tablas con pinturas renacentistas del artista Martín Gómez, las cuales a día de hoy se encuentran en el museo Diocesano.

Continuamos recorriendo el pintoresco pueblo de Uña observando sus casas de marcado estilo serrano. Finalmente volvimos al coche por la calle Cantón para dirigirnos a otro importante monumento del municipio, la ermita Virgen del Espinar. Tuvimos que pasar el mirador de la laguna y subir un pequeño sendero que nos condujo al edificio. Un lugar realmente especial por el paraje en el que se encuentra localizado, cubierto por la roca que lo rodea. Una vez realizada la parada, volvimos al observatorio de la laguna, desde el cual disfrutamos de unas magníficas vistas. Existe un cartel informativo con la fauna que podemos encontrarnos en su entorno. Nos atrevimos a bajar hasta sus aguas para presenciar desde más cerca la belleza de este humedal.

Si damos media vuelta y seguimos la vía asfaltada que tomamos para ir a la ermita antes mencionada, llegaremos al rato a la piscifactoría reginal “Rincón de Uña”. Este centro se creó en 1974 para conservar la población de trucha común. En él podemos encontrar, a día de hoy, más especies, todo ello rodeado de un paraje natural espectacular. Actualmente su gestión pertenece a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Tenemos pendiente su visita. Otra razón más para volver.

Existe en el pueblo una importante cañada ganadera, la cual fue muy importante en el siglo XV por la calidad que poseía su lana y ganadería. También hay junto a la localidad un sendero bastante conocido (PR-CU 37) que recorre desde “El Escalerón” hasta “La Raya”, ofreciéndonos unas vistas impagables tanto del pueblo como de la laguna. Podemos hallarlo en el camino antes citado hacia la piscifatoría.

Agua de Uña

Fuente en Uña, Cuenca

Si el visitante se encuentra de ruta por la comarca, Uña es una opción más que interesante para pernoctar, pues cuenta con varios alojamientos rurales de diferentes características, para todo tipo de bolsillos.

De este modo concluyó nuestra visita a este municipio clave de la serranía Alta conquense. Un pueblo ubicado en un paraje natural único. No es de extrañar que Uña sea una de las localidades referentes en la comarca. A su increíble patrimonio urbano y natural, hay que añadir una de las ofertas de servicios más completas que existen por la zona. Solo nos queda recomendar su visita y esperar a que llegue el retorno, que será dentro de poco.