Ribatajada, rozando las estrellas

Panorámica de Ribatajada

Continuamos de paseo por la hermosa comarca de El Campichuelo. Esta vez toca hablar de uno de sus pueblos más bellos y conocidos de la zona. Ribatajada es una localidad con mucho encanto ubicada en los pies de un cerro. Posee importantes manifestaciones del románico popular como la ermita de la Virgen de la Estrella o la iglesia parroquial de San Juan Bautista. Y como en todas estas poblaciones, el paisaje que rodea el núcleo urbano tiene mucho encanto.

Cómo llegar a Ribatajada

Nosotros llegamos a través de la carretera CUV-9116, la cual nace donde comienza el Campichuelo, en el municipio de Mariana. Seguimos atravesando varios pueblos hasta llegar a Torrecilla, donde tomaremos el desvío que nos conduce a Ribatajada por la CUV-9117. Una vez en la localidad, se puede continuar por la CUV-9119, que desemboca en la anteriormente citada CUV-9116, mediante la cual podemos llegar a La Frontera. Ribatajada es una EATIM (Entidad de Ámbito Territorial Inferior al Municipio) perteneciente a Sotorribas, que consta de 79 habitantes (INE 2016). En las inmediaciones del cerro donde se asienta la villa, existen vestigios de antiguos pueblos como los celtíberos.

Qué ver en Ribatajada

Aparcamos el auto en la calle Fuente, junto a una hermosa plaza donde presenciamos dos curiosas construcciones. Lo más común en los pueblos es encontrarnos una fuente anexada al pilón. Aquí están separadas en dos cuerpos, por un lado la fuente con cuatro caños coronada por una farola y por otro el pilón, que lleva adosado un derramadero cuadrado. Subimos por la calle Real hasta el extremo norte del pueblo. A pocos metros divisamos la primera manifestación del completo patrimonio religioso de Ribatajada. Nos referimos a la ermita de la Virgen del Rosal.

Pilón en Ribatajada

Pilón en Ribatajada, Cuenca

Se encuentra en un bonito recinto con mucha vegetación que antaño fue cementerio. Se trata de un templo muy pequeño construido en el año 1992. Seguimos subiendo serpenteantes cuestas hasta divisar por primera vez unos cánidos vecinos que harían acto de presencia en más ocasiones. Nuestro amigo Alfonso, gran conocedor de la provincia de Cuenca, nos acompañó en este viaje e hizo las veces de guía en Ribatajada. Nos señaló el camino para subir a contemplar una de las primeras construcciones románicas del Campichuelo. Hablamos de la ermita de la Virgen de la Estrella (s. XIII).

Ermita de la Virgen del Rosal

Ermita de la Virgen del Rosal en Ribatajada

Las vistas desde la cima del cerro, donde se localiza el templo, son indescriptibles. La vega del río Trabaque, el estrecho de Priego, la hoz de Albalate, la sierra de Bascuñana o poblaciones como Ribagorda y Villaseca se pueden divisar desde este privilegiado enclave. Coronándolo está la ermita. Construida a cal y canto, consta de una nave con ábside semicircular. Destacan su portada de medio punto y la espadaña de único agujero. Para las antiguas poblaciones este lugar se consideraba un santuario, donde se contemplaban las estrellas otorgándolas poderes sobrenaturales. Llegada la Edad Media, las constumbres cristianas levantaron este templo en honor a la Virgen de las Estrellas, patrona del pueblo.

Ermita de Virgen de la Estrella en Ribatajada

Ermita de Virgen de la Estrella (Ribatajada)

Bajamos por la calle Cerro hasta llegar a la iglesia parroquial de San Juan Bautista (s. XIII), el edificio religioso más grande y vistoso de todos los que posee la villa. Su estilo original es el románico popular, aunque consta de añadidos realizados en los siglo XVI y XVII. De su primigenia construcción se conserva el ábside, la espadaña y la portada. En su muro oeste se puede apreciar una puerta cegada, así como la espadaña con dos huecos para las campanas, rematada de forma triangular. Merece la pena observar el bello ábside y cómo fue levantado para corregir el desnivel del suelo. Probablemente lo más destacable de la iglesia sea su portada abocinada. Rodea su arco apuntado de dovelas, tres arquivoltas apoyadas en columnas monolíticas con hermosos capiteles. Este tipo de portada ya la hemos apreciado en otras iglesias de estilo románico popular.

Entrada a la iglesia de San Juan Bautista

Iglesia de San Juan Bautista en Ribatajada

Seguimos el descenso hasta la calle Real, donde nos saludaron de nuevo nuestros amigos de cuatro patas. Llegamos a la plaza Pública, centro neurálgico de la localidad donde se ubican el ayuntamiento, el centro social y el frontón. Poco tardamos en llegar de nuevo a la calle Fuente, donde teníamos estacionado el coche. Surgió un hambre voraz que calmamos en el mesón El Pilón. Tras varios refrigerios, nos apretamos un bocadillo de chorizo de orza digno de mención. Estaremos siempre en deuda con el amable hostelero. Nos salvó del desmayo.

Fachada del Ayuntamiento de Ribatajada

Ayuntamiento de Ribatajada

Teníamos que seguir el zascandileo. Por lo que abandonamos Ribatajada encantados con la visita. Vimos templos fantásticos, contemplamos vistas espectaculares y encima comimos de lujo. Poco más se puede pedir en una excursión. Cosas del Campichuelo. Cosas maravillosas.