Las Pedrizas, restaurante mesón y museo paleo-artístico en Buenache de la Sierra

Museo Restaurante Las Pedrizas, en Buenache

Hace escasos días os hablamos de un hermoso pueblo de la Serranía Media de Cuenca. Destacamos muchos lugares de su núcleo urbano y su término municipal, pero si hay un sitio que nos impresionó fue el restaurante mesón Las Pedrizas. Ya nos habían hablado de él y de los encantos que guarda, pero jamás nos imaginamos un establecimiento tan curioso, plagado de obras de artesanía realizadas con los materiales más insospechados. Es una visita obligada que ha de realizarse si pasamos por Buenache de la Sierra.

Cómo llegar al restaurante mesón Las Pedrizas

Como hemos mencionado antes, está ubicado en la localidad serrana de Buenache de la Sierra. Para llegar tendremos que tomar la carretera CUV-9141 que discurre desde Cuenca Ciudad, cuyo primer tramo por la hoz del Huécar es impresionante, hasta Beamud. Una vez entrado en el núcleo urbano de Buenache, es muy sencillo de localizar, puesto que está en el centro del pueblo, poco antes de llegar a la plaza de la Constitución. A pesar de ello tiene varias entradas por las que se puede acceder por distintas calles. Imposible no encontrarlo.

Comer en el restaurante mesón Las Pedrizas

Nada más entrar pedimos un refrigerio. Era lo que pedía el cuerpo. Mientras saboreábamos nuestra bebida echamos un vistazo a la extensa carta que posee el local. Nos costó decidirnos pues, la oferta es realmente abundante y llaman la atención muchos de los platos existentes. Al final nos decantamos por un asadillo de pimientos, huevos rotos con patatas, costillas de orza y, cómo no, unos zarajos.

Comenzamos por el asadillo de pimientos, de gran sabor y que nos gustó mucho ya que se deshacían en la boca al primer mordisco.

Asadillo de pimientos del Mesón Las Pedrizas

Asadillo de pimientos del Mesón Las Pedrizas

Tras este gran inicio pasamos a los huevos rotos, una auténtica delicia ya que estaban como nos gustan, con la patata muy poco cuajada y con un poco de jamón.

Huevos rotos en el Mesón Las Pedrizas

Huevos rotos en el Mesón Las Pedrizas

Después de esto tocaban las costillas de orza, que olía muy pero que muy bien y lo más importante, sabían mejor.

 

Lomo de orza del Mesón Las Pedrizas

Lomo de orza del Mesón Las Pedrizas

¿Y qué podía ser lo último? Pues como no, nuestra auténtica devoción, unos buenos zarajos. Estos estaban en su punto perfecto de dorado, como podéis comprobar en la foto.

Zarajos del Mesón Las Pedrizas

Zarajos del Mesón Las Pedrizas

Para terminar unos cafés, que tocaba seguir zascandileando y eso requiere estar bien despierto.

Museo paleo-artístico en Las Pedrizas

Desconocíamos al llegar que existiera semejante joya en Buenache de la Sierra. Mientras comíamos, observamos el cartel que señalaba el museo en la planta superior. Preguntamos a Fernando, el amable propietario, y nos invitó a subir sin problemas. Arriba pusimos observar auténticas maravillas en forma de fósiles, los cuales se dividían en dos periodos, el Cretácico Inferior y el Jurásico, ambos pertenecientes al Mesozoico. De esta era es la mayor parte de la paleontología existente en este centro de interpretación. Además de Buenache de la Sierra, donde se concentra la mayoría, también hay extractos encontrados en Valdecabras y Beamud.

Artesanía con la piedra en el Museo-Mesón Las Pedrizas

Artesanía con la piedra en el Museo-Mesón Las Pedrizas

Esta parada de la Ruta de los Dinosaurios de Cuenca, tiene por todo el pueblo diversos carteles informativos que nos informan más ampliamente sobre tema. Bien es cierto que en Las Pedrizas os contarán a la perfección todo lo relacionado con este importante enclave de la paleontología conquense.

Museo_Pedrizas_Paleontologia

Restos paleontológicos en el Museo-Mesón Las Pedrizas

Como podéis comprobar, este sitio lo tiene todo. Además de comer a las mil maravillas deleitándonos con la artesanía reinante en el local, podemos culturizarnos y sorprendernos en su espectacular museo paleo-artístico. Lo dicho, recomendamos la visita. Merece mucho la pena.