Entrevista a Fizzy Soup

“Queremos llegar a un nivel en el que podamos vivir de la música “

Fizzy Soup. grupo de música de orígenes conquenses

Ya va siendo hora de sacar del horno un par de entrevistas que realizamos hace aproximadamente dos meses con motivo del Proyecto Waikiki conquense, en el cual actuaban dos bandas de la provincia de Cuenca en la céntrica Sala Maravillas de Madrid. Hoy será Fizzy Soup. La semana que viene le tocará a Gatomidi. Nosotros ya habíamos estado en algún fiestorro de los que montan las amigas de Proyecto Waikiki, por lo que al enterarnos de la participación de dos bandas conquenses, solicitamos el contacto para poder entrevistarles y nos lo remitieron muy amablemente. Un encanto de chicas y muy recomendables los conciertos que montan. Waikiki power.

El primer grupo al que tuvimos la suerte de poder entrevistar fue Fizzy Soup. Dentro de los camerinos de la Sala Maravillas nos hablaron de su origen, del inmenso trabajo que realizan para salir adelante, de sus objetivos o de cómo ven el panorama musical en la provincia de Cuenca. Queremos agradecer su simpatía y buen rollo. Que mejor que recomendando su música. El álbum Wood Room y temas como “The Big Black Wolf”, “The House of Love” y “FAR”. Si tenéis oportunidad de verles en directo, mejor que mejor. No somos críticos musicales, pero tenemos que reconocer que estos chicos son muy especiales. Nosotros lo pasamos de lujo, su concierto nos encantó. Muy cañero y espectacular. Seguidles de cerca porque merecen mucho la pena. Os dejamos con la entrevista:

Muchas gracias por acceder a la entrevista. Lo primero, para todos aquellos zascandiles que nos siguen, gente de todas las edades, que no os conozcan y les apetezca escucharos. ¿Cómo definiríais vuestro estilo musical?

Javi: El buen rollo (risas). El estilo nos da igual. Obviamente hay que contestarlo, pero es una cosa que intentamos evitar para que no se nos etiquete, porque intentamos dejar fluir los temas. Va por rachas porque hay que contarlo. Tanto en prensa como cuando pones tus temas en alguna plataforma te piden estilo. Ahora estamos diciendo, por decir algo, que puede ser indy/soul, folk, rock psicodélico… Toca un poco todos esos palos. Estamos influenciados de todo tipo de música. Desde los 15 años escuchando música, yo por lo menos, música con criterio quiero decir, desde que empiezas a seleccionar discos; es un poco lo que hacemos, nos dejamos llevar por el sonido y buscamos un ruido propio, más que buscar un estilo. Ya hay estilos, intentamos hacer algo nuevo. Eso sería un poco lo que le diría a la gente.

Sonia: Independiente.

Javi: Sí, música independiente. Alternativa también se podría decir.

Entrevista a Fizzy Soup

Fizzy Soup, grupo fraguado en Cuenca

Llegó un momento que decidimos lanzarnos a hacer nuestra propia música y ha ido evolucionando.

¿Dónde os conocisteis? ¿Cómo se gestó Fizzy Soup?

Sonia: Bueno… La historia comenzó con un viaje.

Javi: En un viaje, sí. Compartir música, viajar a ver música, por el camino hicimos música… Nos fuimos juntos a un festival, se vino una guitarra, allí conocimos a otro personaje y empezamos a tocar juntos y como que creció algo entre nosotros. Esto fue por el 2012, desde entonces hemos pasado por varios grupos y tal, hasta que nació Fizzy Soup, que fue en 2013. Empezamos tocando en la calle, en Carretería, en Cuenca, haciendo versiones de swing, versiones de soul… Y entre todo eso dábamos algún concierto en algún garito cuando nos dejaban, e iban saliendo temas nuestros que no encajaban con lo que hacíamos. Entonces llegó un momento que decidimos lanzarnos a hacer nuestra propia música y ha ido evolucionando todo esto. También si escucháis el primer disco en relación a los últimos temas que hemos sacado, no tiene nada que ver. Está en constante evolución. Es como una búsqueda de un sonido que está ahí, dentro de nosotros, pero hay que ir dejándolo salir poco a poco.

Todo lo que lleva la banda lo hacemos nosotros.

Nos ha llamado muchísimo la atención lo artístico. Por ejemplo los carteles para los conciertos que hacéis o los videos, que nos parecen una locura. Aparte del superpremiado “The Big Black Wolf”, nos ha gustado mucho el de “Charlie’s Song”, que está grabado en el pueblo abandonado de Villalbilla. ¿Cómo surgió la idea de grabar allí?

Javi: Bueno, lo que comentas de vídeo, diseño y tal, hay que dejar claro que lo hacemos todo nosotros. Nos levantamos currando y nos acostamos currando. Haya que hacer lo que haya que hacer, sea canción, sea un cartel o simplemente publicar en redes, desde el diseño, idear, marketing, componer… Todo lo que lleva la banda lo hacemos nosotros. Con suerte contamos de vez en cuando con ayuda de colegas fotógrafos, pues como si un día os pedimos un favor. Normalmente es esto. Y la idea surgió por esto, bueno lo ibas a contar tú (Sonia)…

Sonia: Llevábamos la línea del vídeo anterior que habíamos hecho acústico en la nieve y salió este tema, “Charlie’s Song”, y teníamos un colega que quería grabar un vídeo.

Javi: José Miguel Guijarro, por si queréis mencionar por ahí, y Alfonso Fuentes y Camila Espinel. Son los tres que se vinieron desde Madrid a hacer el vídeo con nosotros. Le damos las gracias mil veces.

Sonia: Pues nada, queríamos una localización chula y fue investigar e investigar, meternos en mogollón de blogs en internet de gente que va haciendo rutas y tal. Dimos con varios sitios y estuvimos haciendo la rutilla buscando localizaciones.

Javi: La Melgosa también era una opción, que es muy chula. Y sitios del rollo, lo que pasa que Villalbilla era perfecto porque es un sitio cerrado. Lo único que queda en pie allí es la iglesia, que bueno, está a punto de caer.

¿No os daba un poco de miedo?

Sonia: Sí (risas).

Javi: De hecho, es que estabas tocando y había como unas grietas que se veía el cielo por ellas. Poquito, pero se veía luz, vamos, las nubes pasar. Y era como, hostia, bajito que como esto se derrumbe… En cuanto veáis polvillo salid corriendo (risas). Encima con unos generadores ahí afuera con un ruido run run run, pues daba miedo y se nos hizo de noche. Fue una putada eso.

Mola también el rollo de ir a un sitio abandonado porque el tema habla de los caminos de dos personas que se van juntando y separando, y como que para siempre quedan unidos. E irnos allí a tomar por culo pues también era una manera de… Aunque luego en el vídeo no sale, solo estás dentro, pero bueno, nosotros lo sabíamos y era un pasote tocar ahí dentro, la verdad.

Otro vídeo que nos ha parecido una preciosidad y, bueno, estamos muy apenados. Es el del directo de “Far” en Babylon, que cerró y nos parece una putada inmensa. Queríamos preguntaros por la experiencia, porque volvíais de un parón de unos meses sin tocar. ¿Qué tal fue el día en un sitio tan especial?

Sonia: Genial. La verdad que teníamos cerrada fecha para antes, en octubre, teníamos unas ganas tremendas y fue un bajón no poder tocar. Y ellos nos dieron ese margen, nos lo aplazaron. Dijeron que no pasaba nada…

Javi: Sí, nos dijeron entre tal fecha y tal fecha. Además ya se comentaba que iba a cerrar y fue como, ¡cógelo cuanto antes! (Risas) Y aparte, por ejemplo Chuti (batería) lleva muchos años tocando y ya había tocado allí, ya sabía lo que era, pero nosotros no. Y Grus pues también, el bajista. Y, aún así, para todos fue una experiencia pasar por allí con Fizzy Soup porque, yo lo dije allí, era como el grupo nacido en Cuenca, que ha evolucionado allí y no hemos tocado nunca. Era como algo que había que hacer. Hay que pasar por la Babylon para creértelo, y encima cerrando, que era como… Tengo que quitarme esto de encima, es un deber que tienes que hacer.

Y luego también pues fue muy bonito por la parte del regreso a los escenarios, que fuera allí, de los pocos conciertos que vamos a hacer en Cuenca y regresar a tocar ahí, que por lo que pasó estuvimos una temporada sin saber lo que iba a pasar. Si íbamos a seguir o no, que seguir hubiéramos seguido de cualquier manera, pero influía mucho en la formación por mis brazos y tal… Fue muy emocionante, a más de uno se le cayó la lágrima (risas).

Un poco ligado a lo anterior. ¿Qué os parece el cierre y cómo veis el panorama musical en Cuenca? Nosotros lo vemos un poco parado, no sé si es que no sabemos buscar bien o que…

Javi: Sí, aparte que Cuenca es muy pequeño. Bueno allí están Rey Sol, que lleva un montón de tiempo, y ahora parece que van a hacer cosas y tal, guay. Pero luego a la hora de cosas emergentes hay muy poco, hemos salido nosotros y hay grupillos como Killers, que llevan incluso más que nosotros, son más grupo de rock, y también se mueven. Menos, pero están ahí, en la primera línea de Cuenca. Y luego están saliendo ahí grupillos, porque nosotros siempre intentamos relacionarnos con la gente, hay grupos que te cuentan que llevan un año y tal. Y hay un grupo de Tarancón, que conocimos en la Babylon, Old Times, que se están presentando a concursos, yo he hablado con el guitarra y me manda alguna cosilla por ahí, hablando de gustos musicales. Y yo que sé, son bandas que dices, pues ojalá vayan para adelante, hagan lo mismo que nosotros o de la manera que ellos elijan hacerlo, porque nunca sabes cómo hacerlo, cómo moverte. Es cuestión de aprender.

Y hay otra banda que nos hemos hecho colegas suyos también, gente de 19-20 años que dices joder, ojalá tuviera yo con 20 años una banda montada y con una identidad y todo. Son los Wild Psychos, que no sabemos lo que hacer con ellos porque los insistimos en que se muevan, que hagan bolos y tal, pero bueno, están estudiando y no se dedican como nosotros a tiempo completo. Nosotros estamos obsesionados y nos cuesta a veces entender un poco, a ver… ¿Te gusta tocar? Pues por qué no vas para adelante, lucha por ello.

Pues eso, que está muy parado. El rollo está muy parado, pero hay de dónde tirar y yo que sé, nosotros también intentamos demostrar que se puede. Que se puede llegar a conseguir cosas con un proyecto artístico sin estar pagando y sin estar “como hay que hacerlo”, pagando agencias o esperando a que te suene el teléfono, que eso no existe, e intentamos demostrar eso. Si lo conseguimos, que estamos en ello, yo creo que saldrán más bandas. También la peña pues le da pereza, todo el curro que conllevan y piensan que a lo mejor deben estudiar una carrera y luego intentar buscar trabajo en vez de perseguir su sueño. Estoy seguro de que mucha gente tiene un fin.

Sonia: Sí, como que encima de tener que estar ahí, hay que invertir mucho tiempo, esfuerzo, trabajo e incluso dinero y pasar mucho tiempo sin llevarse nada a cambio para conseguir algo mínimo. Supongo que eso es algo que a la gente le echa para atrás, pero es empezar a que la gente empiece a verte.

De cara al futuro. ¿Qué objetivos tenéis?

Javi: Salir fuera de España a tocar, sacar un disco… Que no es poco.

Sonia: Dar muchos conciertos…

Javi: Sí. Seguir con la línea de este esfuerzo y de esta constancia, que no es fácil. Queremos llegar a un nivel en el que podamos vivir de la música y ahora mismo no lo conseguimos todavía. Con pagar el alquiler nos vale, no queremos cobrar tampoco 100.000€ por concierto ni nada de eso (risas). También está claro que cuanto más evolucionas, trastos más caros necesitas, más equipo… A lo mejor contratar un técnico para sonar mejor o un técnico de luces para molar más. Y todo eso requiere pasta, pero hay un límite. A nosotros nos gustaría llegar a un nivel…

Sonia: Bueno, que fuera sostenible.

Javi: Claro, tener un negocio sostenible. Al fin y al cabo eres artista, pero eres un emergente, eres un negocio andante. Y nos gustaría que esto fuera sostenible, sin más.

Fizzy Soup cantando en el Proyecto Waikiki

Fizzy Soup en el concierto del Proyecto Waikiki en la Sala Maravillas

La gente lo flipa con Cuenca.

Ya un poco tirando hacia nuestro lado de blog de Cuenca, difusión, etc. ¿No pensáis que la provincia de Cuenca, porque nosotros hablamos de toda la provincia, como destino turístico está un poco infravalorada? Nosotros montamos el blog un poco porque, viviendo en Madrid, la gente no tenía mucho conocimiento de Cuenca. Nos da rabia que les hables de Cuenca y digan…

Javi: Claro, las turbas y poco más. Van a ponerse pedo y poco más.

Claro, y encima le llaman la “procesión de los borrachos”, y es como… joder, tiene un montón de sitios increíbles y no los conocen, y si lo hacen no van a visitarlos.

Sonia: Sí, o sea, vuestra labor me parece guay porque… Lo hemos hablado varias veces. Por ejemplo, viene un colega o unos colegas de visita o lo que sea y eso, conocen las Casas Colgadas, la Ciudad Encantada y ya está. Quieren que les llevemos a ver las Casas Colgadas y es cómo, no tío… vamos a otro sitio. Pero al fin y al cabo es lo que se muestra.

Javi: Claro, nosotros hemos llevado a colegas a Los Callejones de Las Majadas, en verano a bañarse a sitios que hay por ahí escondidos. Al Ventano del Diablo y tal, que es conocido, pero no te creas que suele ir todo el mundo. Y la gente lo flipa con Cuenca. Lo flipan. Lo ven como un sitio superpequeño, les llevas a un par de sitios de naturaleza o monumentales y se vuelven con la idea de un sitio más espacioso y más grande. Hay mucho que ver.

Ventano del Diablo, en Villalba de la Sierra

El Ventano del Diablo, uno de los lugares preferidos de Fizzy Soup

Habéis hablado de Los Callejones o El Ventano, ¿cuáles son vuestros lugares preferidos de la provincia? Aquellos que consideréis especiales.

Javi: Yo tengo especial cariño a uno de los sitios donde grabamos el videoclip (“The Big Black Wolf”), que es La Toba (embalse), aunque tuvimos una vez una mala experiencia con las garrapatas, que había como muchísimas (risas). A ese sitio nos mola mucho ir. Aparte de ir a hacer el dominguero es un sitio especial, donde grabaste el salto mortal (risas). No sé, decir vosotros. Chuti tiene un montón de sitios.

Chuti: Buenache de la Sierra, por ejemplo. Ese es un buen lugar, muy natural todo el entorno.

Javi: Buenache es un pasote. Las Pedrizas también (Museo-Mesón), ese sitio es impresionante. Llevé a mis padres hace poco y es que es increíble.

Chuti: Villalba de la Sierra también. Los Cortados de Villalba, una zona de baño.

Javi: La tiendecita esa que hay de camino a Villalba, la tiendecita de antigüedades. ¿Habéis estado?

No, ahí nos pillas.

Javi: Yendo a Villalba desde Cuenca, por la orilla del río, te encuentras con una casa en mitad de la nada, pasada la playa y tal. Tiene como su huertecito y enfrente la casa, que es una tienda y está petada de antigüedades. Rollo aquí las antigüedades de Madrid, pues así pero en una casa en mitad del campo. Es una maravilla ese sitio también, hay de todo y muy cuidado: vinilos, pilas antiguas, carretes… Son las tres cosas que me he comprado allí (risas).

Que la gente apoye más la música en directo.

Siempre dejamos el final por si queréis dejar algún mensaje, reivindicación, comentario… Lo que os de absolutamente la gana. Sois libres de hacerlo. Aunque sea absurdo, lo que os parezca.

Grus: Que la gente vaya más a los conciertos.

Javi: Que la gente apoye más la música en directo. No es que esté en decadencia, sino que hay un vaivén y no se puede sostener. Te encuentras con una sala petada en un sitio que no te lo esperas y luego en tu propia ciudad vas a un concierto o lo haces tú y dices “¿qué pasa? Es una banda que lleva tiempo sin tocar y no está lleno esto”. Con el cierre de la Babylon lo hablaban cuando se despidieron y lo contaron. Ellos han estado 15 años allí y han visto el proceso. Tuvieron que quitar conciertos de entrada libre porque la gente iba a hablar. Se necesita un poco de apoyo a esa cultura, bueno en general a la cultura. Yo diría que menos Gran Hermano y más investigación, más curiosidad. Yo que sé, te preocupa algo pues tienes Google en el móvil, búscalo. Seguro que encuentras una puerta y otra puerta luego que abrir y al final te montas una banda (risas). Lo que se te ocurra.

Bueno chicos, pues esto es todo. Muchísimas gracias.

Fizzy Soup: A vosotros. Un placer.