El patrimonio conquense en riesgo de desaparición

 

El patrimonio conquense en riesgo de desaparición

A menudo se apela a la necesidad de difundir el rico patrimonio de la provincia conquense pero no hay que olvidar que como en todo existe esa “otra cara de la luna”, un conjunto de  recursos arqueológicos, históricos y medioambientales que se encuentran en un estado precario de conservación y que corren por ello un serio peligro de desaparición.  Para alertar sobre ello nació en diciembre de 2013 la ‘Asociación SOS Patrimonio Conquense’, una entidad que no ha dejado de trabajar para concienciar a la ciudadanía, tanto a las administraciones como a los propietarios privados, de que están oblicados a tomar medidas para rescatar esos bienes y posteriormente conservarlos y que ahora ha publicado un inventario con los datos de 14 elementos que necesitan de una intervención urgente. En su día, también la ‘Asociación Hispania Nostra’ elaboró una Lista Roja a nivel nacional con los recursos “sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores”, incluyendo en ella 16 bienes de Cuenca, aunque tres de ellos, como el Castillo de Belmonte, fueron retirados tras su rehabilitación.

Siguiendo sus pasos y coincidiendo en muchos de los casos registrados, la entidad conquense ha querido hacer un catálogo más específico y cercano, empezando por incluir los más llamativos para ampliarlo durante este año con nuevas aportaciones, pues si algo tienen claro es que la lista crecerá, aunque su objetivo a largo plazo sea poner en todos esos bienes la etiqueta recuperado o salvado, tal y como señala Jesús G. Arteaga, arquitecto miembro de SOS Patrimonio Conquense que ha relizado el modelo de las fichas que plasman los aspectos más  significativos de los elementos en peligro y que se irán actualizando cuando recopilen nuevos datos.

En este inventario inicial constan siete bienes ubicados en localidades de la Serranía conquense, cinco en la Alcarria,  uno en La Mancha y otro en la capital. De los primeros, tres se encuentran en la Villa de Moya, todos de propiedad pública y en nivel de riesgo alto y grave pese a haber sido catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC): la simbólica Torre del Homenaje, dentro del conjunto del Castillo y en riesgo por “grietas diversas que pueden causar su hundimiento”; la Iglesia de San Bartolomé, de la que solo quedan en pie su espadaña y dos paredes laterales en estado “ruinoso”; y el Convento de las Monjas Concepcionistas, cuyos muros corren riesgo de “hundimiento” y en el que además se está estropeando todo lo restaurado en dos fases desde 2001.

Torre del Homenaje, del Castillo de Moya (Cuenca)

Torre del Homenaje en el Castillo de Moya

En la misma comarca, en el Puente de Cristinas de Pajaroncillo, de estilo gótico y BIC, varios sillares  se han desprendido por efecto de la  erosión del agua y de las inclemencias del  tiempo, mientras que del Castillo de Narboneta, de época medieval y propiedad privada —aunque también protegido como BIC— solo quedan los “restos mínimos” de las murallas y parte del cubo del principal recinto. Por su parte, el Puente del Chantre, cuyo titular es el Ayuntamiento de Cuenca, se encuentra en estado “semiderruido” tras las lluvias y la crecida del río en 2013 y “en riesgo de colapso total por no haberse realizado ninguna intervención de urgencia”. Y en la misma capital, las Canalizaciones de Gas en el Casco Antiguo efectuadas de forma “improvisada” por Gas Natural están modificando fachadas protegidas de viviendas en buen estado de conservación por lo que desde ‘SOS Patrimonio Conquense’ reclaman la elaboración de un criterio de actuación en todos los casos.

Puente del Chantre

Puente del Chantre

Por último, en la zona Alcarria, en nivel de riesgo “grave” y “medio” se encontraban la Casa de los Linajes o de los Salcedos y los restos del Monasterio e Iglesia de Santo Domingo Guzmán, ambos en Huete. El primero es un edificio nobiliario edificado en torno al siglo XVII en el que destacan su fachada, su escudo y su artesonado. En 2016 el Ayuntamiento optense realizó unas obras de consolidación y demolición parcial de estructuras inviables que estaban en peligro por “desuso” y “estado ruinoso”. Finalmente, tras emitir “multitud de comunicados” al propietario exigiendo su arreglo y/o consolidación, este costeó la intervención que salvó la fachada principal de dos plantas, levantada con muro de sillería de piedra arenisca, con molduras, imposta, alero y escudos. De la construcción original de este edificio solo queda en pie la crujía (corredor) delantera, habiendo desaparecido el resto, incluyendo el patio central.

En cuanto a Santo Domingo de Guzman, un edificio protobarroco del siglo XVII hasta hace poco de propiedad privada, se encuentra en “riesgo medio” por “pérdida de fachada”, “daños estructurales” y la “desaparición de restos de claustro”. Para “salvarlo”, la Diputación provincial lo ha adquirido y lo ha incluido en su Plan de Rehabilitación, Conservación y Protección del Patrimonio por lo que pronto comenzarán las obras de rehabilitación y adecuación que le darán un “uso museístico”con temática por determinar”

Casa de los Linajes, en Huete (Cuenca)

Casa de los Linajes, en Huete (Cuenca)

En Priego, del Torreón de Despeñaperros, una torre defensiva de origen árabe, solo queda algo de construcción en espigado en la parte de abajo, el resto es reconstrucción medieval. De propiedad privada, se encuentra en estado “ruinoso” y en riesgo “grave” como también lo está en este municipio el Convento de Nuestra Señora del Rosal, un conjunto gótico plateresco de dos plantas con bóvedas de crucería estrellada compleja y un claustro formado por arcos de medio punto con rosas en las enjutas del que se conserva gran parte. Abandonado en 1936, de propiedad pública y con un grado de protección “integral”, se trata del edificio original de mayor antigüedad de este pueblo, aunque en “ruina progresiva por abandono”.

En algunos casos, la actuación de ‘SOS Patrimonio Conquense’ ya ha comenzado a dar resultados. Es el caso de la Iglesia de Caracena del Valle, situada en el término de Castillejo del Romeral (entidad territorial de ámbito inferior a un municipio adscrita a Huete), propiedad del Obispado de Cuenca y en estado “ruinoso”. Sin embargo, gracias a la intervención de los voluntarios del proyecto impulsado por esta entidad con la colaboración de la Diputación de Cuenca y la Universidad de Castilla-La Mancha ‘Recuperando y Embelleciendo Cuenca’, en diciembre de 2014 se limpió su interior y algunas zonas del exterior, eliminando la vegetación, analizando los restos y pretendiendo la construcción de una cubierta de madera y teja cerámica que proteja el ábside y los restos de la bóveda que quedan. El proceso se encuentra a falta de firmar el contrato con una constructora para la ejecución de unas obras que esperan estén acabadas a finales de julio pues el historiador Miguel Romero Sáiz, director de la UNED de Cuenca, quiere organizar allí unas ‘Jornadas sobre el Románico Conquense’ y además pretenden recuperar la Romería que se realizaba cuando la iglesia era funcional el 15 de agosto, en honor de la Virgen de la Asunción.

Iglesia de Caracena

Voluntarios en la iglesia de Caracena

*Las fotografías pertenecen a la ‘Asociación Sos Patrimonio Conquense’ y a la ‘Asociación Hispania Nostra’.

Alcarria_Es_Mas_Cuenca_Blog

Autor
Alcarria Es Más es el primer y único portal informativo específico de la Alcarria conquense, una zona que engloba 69 pueblos con escasa presencia en los medios de comunicación y poco difundidos como destinos turísticos. Su objetivo es poner en valor su riqueza, dar voz a sus habitantes, facilitar el acceso de estos a los recursos y difundir las amplias y variadas posibilidades que ofrece a sus potenciales visitantes, impulsando con todo ello su desarrollo.