Paseando por Cuenca (V)

Torre Mangana de Cuenca

Hace tiempo que no nos damos una vuelta por la capital de nuestra provincia. Concretamente la última vuelta. Sí, con esta quinta edición termina la bonita saga de post que iniciamos en 2015. Pensamos que el cinco es un número redondo para concluir y continuar dando espacio a otros contenidos. Por supuesto, seguiremos hablando de Cuenca ciudad y su patrimonio, pero de manera distinta hasta ahora.

Conviene hacer un repaso de las anteriores ediciones. En la primera dimos una vuelta por el Casco Nuevo hasta quedarnos a las puertas de la Ciudad Antigua en el Parador de Turismo. En la segunda subimos hasta la Plaza Mayor. La hoz del Huécar fue la protagonista de la tercera. Y en la cuarta bajamos desde el barrio del Castillo, por la hoz del Júcar, hasta volver de nuevo a la Plaza Mayor.

Desde este conocido punto, con la catedral y el ayuntamiento a nuestro lado, comenzamos el último “Paseando por Cuenca”. Después de tomar un refrigerio, nos dirigimos al comienzo de la calle Alfonso VIII, a la anteplaza situada al otro lado del ayuntamiento. Aquí se ubica la fachada principal del convento de las Esclavas del Santísimo Sacramento, tradicionalmente conocidas como “Las Blancas”, y antiguamente convento de la Merced.

Plaza de la Merced en Cuenca

Plaza de la Merced, en la ciudad de Cuenca

Subiendo unas escaleras cercanas, llegamos a la plaza de la Merced, nombrada así por el citado convento de Mercedarios Calzados. La orden se trasladó a esta ubicación en el siglo XVII, concretamente a la antigua casa señorial de los Hurtado de Mendoza, antiguos marqueses de Cañete, Guardas Mayores de la ciudad, virreyes de Perú y fundadores de la ciudad de Cuenca en Ecuador. Los monjes reformaron el edificio y construyeron la iglesia, contigua al convento. Podemos observar las dos fachadas, la de la iglesia y la conventual. La primera es de estilo barroco y muy original. Tiene dos cuerpos claramente diferenciados donde destacan las pilastras y las hornacinas, además del escudo de los marqueses de Cañete. La puerta es de arco de medio punto. En la segunda fachada, podemos ver una construcción más sencilla, también con el escudo de los marqueses de Cañete, además del de los mercedarios coronando las dos ventanas existentes. Esta fachada era antiguamente la principal del convento.

Compartiendo muros podemos ver el Seminario Conciliar de San Julián (s. XVIII), construido por fray Vicente Sevilla gracias al obispo José Flores Osorio, quien donó los fondos. Se levantó sobre los restos de las casas y el palacio del marqués de Siruela y Valverde (s. XVI). Destaca su capilla, con el retablo gótico del Maestro de Horcajo, utilizada como sede en algunos conciertos de la Semana de Música Religiosa de Cuenca. Merece la pena, además de su bella fachada, la rica biblioteca que conserva valiosos y antiguos fondos documentales.

Otro edificio importante de esta plaza es el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha, antiguo asilo de desamparados (s. XVIII). Tuvimos ocasión de visitarlo en el #InstaMeetCuenca celebrado el año pasado con los amigos de Instagramers Castilla-La Mancha, y la verdad que nos encantó. Recomendamos la visita porque es realmente interesante y curioso. En aquella ocasión, tuvimos la oportunidad de subir a la azotea y contemplar una panorámica de la ciudad inigualable.

Decenas de metros más adelante llegamos a otro de los símbolos de la ciudad, la Torre Mangana. Situada en la plaza homónima, lleva desde el siglo XVI marcando las horas en Cuenca. Su aspecto actual no es el de su levantamiento, pues ha sufrido diversas reformas, la última en la segunda mitad del siglo XX, otorgando al monumento un claro acento fortificado. Desde esta plaza podemos contemplar unas vistas maravillosas del río Júcar, así como del barrio de San Antón. También se podemos observar el “Monumento a la Constitución”, obra de Gustavo Torner.

Calle Alcázar de Cuenca

Calle Alcazar, junto a la Torre Mangana

Una vez pasado el antiguo barrio árabe y la judería, por la plaza del Carmen y bajando desde la antigua calle Zapaterías llegamos, de nuevo, a la calle Alfonso VIII. Probablemente la vía más pintoresca de Cuenca con sus coloridos edificios. Destacan aquí varias casas señoriales y palacetes como el de los Clemente de Aróstegui (s. XVII), naturales de Villanueva de la Jara. También llama la atención la Casa del Corregidor (s. XVII), llamada popularmente la Cárcel Vieja.

Casas de la calle Alfonso VIII de Cuenca

Casas coloridas en la ciudad de Cuenca

Bajando unos metros más llegamos a la iglesia de San Felipe Neri (s. XVIII), también conocida como Oratorio de San Felipe Neri. Construida sobre una antigua cripta, es uno de los monumentos más llamativos de la capital, sobre todo por sus coloridas torres. Es célebre, además, por la interpretación en la procesión de las Turbas del Miserere, por parte del coro del Conservatorio de Cuenca, frente a sus muros. Bajando por unas empinadas escaleras y a través de la calle Solera, aterrizamos en la plaza del Salvador, donde se halla la iglesia del Salvador. Es una de las parroquias más antiguas y más bellas de la ciudad. Su torre de estilo neogótico es de los puntos más altos del Casco Antiguo. A lo largo de la historia, ha sufrido multitud de remodelaciones hasta lograr su aspecto actual. Protagonista en la Semana Santa de Cuenca, desde esta iglesia salen las imágenes de la Procesión del Camino del Calvario, también conocida como Las Turbas, en la madrugada del Viernes Santo.

Torre de la iglesia del Salvador de Cuenca

Iglesia del Salvador en Cuenca

Como ya llevábamos mucho camino encima y las piernas nos empezaban a temblar, decidimos bajar a la parte baja de la ciudad para tomarnos la última e irnos de nuevo al pueblo. De esta forma, en un punto clave de la Semana Santa de Cuenca y, en definitiva, de la ciudad, nos despedimos.

Han sido cinco ediciones en las que hemos tratado de relataros todos los puntos de interés que fuimos viendo en una jornada de excursión. Un paseo un poco largo, pero totalmente recomendable. Nos quedan todavía muchos sitios y rincones por ver en la capital, pero serán otras historias explicadas en otro formato. Esperemos que haya gustado.