Paseando por Cuenca

Parque San Julián (Cuenca)

La hemos visitado en multitud de ocasiones, pero uno nunca se cansa de verla. Hoy abrimos una serie de post centrados en la ciudad de Cuenca. Todos están situados temporalmente en una hermosa tarde de primavera. Una tarde en la que nos pegamos un buen pateo para recorrer bien la capital. Nos dio tiempo a ver la mayor parte de monumentos y lugares de interés, los cuales os iremos contando en un total de cinco entradas que se correspondencon los diferentes tramos de nuestro recorrido. Por supuesto, irán acompañados de algunas de las fotografías que realizamos en esta pequeña excursión.

Qué ver en la ciudad de Cuenca

Arrancamos en el Casco Nuevo. Tras aparcar en la entrada de la ciudad de Cuenca, llegando desde la A-40, nuestra primera parada fue la Diputación Provincial, un elegante edificio de arte neoclásico rodeado de unos hermosos jardines, cuyo proyecto fue ejecutado por el arquitecto provincial Rafael Alfaro.. Justo enfrente nos encontramos con las Escuelas Aguirre, otra vistosa construcción del siglo XIX que actualmente es sede de un importante centro cultural de la capital.. Cabe destacar en esta zona, justo al lado izquierdo de la Diputación, la calle San Francisco, un enclave fundamental en la oferta hostelera de la ciudad.Como no podía ser de otra forma, tuvimos que parar a tomar un refrigerio en uno de los locales que más nos gustan de la ciudad, el Mesón José.

Fachada de la Diputación Provincial de Cuenca

Diputación Provincial de Cuenca

Continuamos nuestro recorrido por el conocido parque de San Julián que, construido sobre las antiguas huertas del río Huécar, siempre es placentero de recorrer. A pocos metros llegamos a la plaza de España, donde se localiza la Subdelegación del Gobierno. Estos son los dos enclaves principales donde se concentra la gente en una de las fechas más importantes de la ciudad, la noche de Turbas.

Pronto enlazamos con la calle Tintes hasta llegar a la Puerta de Valencia. Aquí pudimos contemplar el convento de la Concepción Franciscana (s. XVI), más conocido como las Concepcionistas de la Puerta de Valencia. Caminamos a la vera del río Huécar por el barrio de San Martín dejando atrás el Teatro-Auditorio de Cuenca, edificado entre las rocas en 1994. Sin duda es el protagonista de la oferta de ocio y cultura que posee la ciudad. Por él pasan los mejores profesionales de la música, la danza o el teatro.

Teatro de Cuenca en el Huécar

Teatro-auditorio de la ciudad de Cuenca

Seguimos por la dura pendiente que da a parar a uno de los lugares más bellos de la ciudad, la zona del convento de San Pablo, actual Parador Nacional de Turismo. Aquí se pueden disfrutar de unas vistas maravillosas de la hoz del Húecar, el puente de San Pablo y las Casas Colgadas. La excusa perfecta para detenerse y coger un poco de aire mientras nos deleitamos con el paisaje.

Casas Colgadas en Cuenca

La hemos visitado en multitud de ocasiones, pero uno nunca se cansa de las Casas Colgadas

Hasta aquí el primer “Paseando por Cuenca”.Hemos caminado por el Casco Nuevo visitando interesantes localizaciones. El próximo continuará cuando cruzamos el famoso Puente de San Pablo y nos adentramos en el casco histórico de la ciudad. Esperamos que os haya gustado y tengáis ganas de ver cómo seguimos zascandileando por la capital.