Nacimiento del Río Cuervo

Nacimiento del Río Cuervo

Somos conscientes de que en el menú situado en la parte superior de la pantalla, hay una serie de campos en los que dividimos las entradas según su temática. Bien cierto es que algunos de esos campos todavía no tienen ningún post dedicado, por lo que nuestra intención es escribir cuanto antes sobre todos ellos con el fin de ir completando el blog.

Hoy damos otro paso más publicando la entrada inicial de “Naturaleza”. El viernes pasado, Día del Trabajador, nos preparamos para realizar nuestra primera excursión a uno de los múltiples parajes naturales que tiene la provincia de Cuenca, de hecho uno de los más conocidos, el Nacimiento del Río Cuervo.

Cómo llegar al Nacimiento del Río Cuervo

Nos pusimos en pie temprano con el fin de que la mañana fuera provechosa. Tras un rápido almuerzo en Uña, atravesamos la Serranía de Cuenca hasta llegar al Nacimiento del Río Cuervo, muy cercano al municipio de Vega del Codorno.

Qué ver en el Nacimiento del Río Cuervo

Declarado Monumento Natural en noviembre de 1999, tiene una superficie de 1709 hectáreas. Está ubicado sobre la Muela de San Felipe, es de acceso gratuito, pudiendo realizar tres rutas: el Sendero del Nacimiento del río Cuervo, el Sendero de la Turbera y el Sendero del Pinar.

Es un paraje de gran importancia, por ello está incluido en la Red Natura 2000, formando parte del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) “Serranía de Cuenca”; y del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) “Alto Tajo”.

Pinos alrededor del nacimiento del río Cuervo

Los pinos del Río Cuervo

Nosotros no es que seamos muy listos, pero aquella mañana nos vino un golpe de lucidez y dejamos de lado nuestras abarcas para ponernos un calzado más acorde con el entorno. Así pues, hechos unos senderistas de primera y maravillados ante la hermosura de los pinos silvestres, nos dispusimos a recorrer el río hasta llegar a su nacimiento.

Las cascadas del nacimiento del Río Cuervo

A pesar de haber estado alguna vez, años ha, uno nunca deja de admirar tal belleza, pues al poco de comenzar nuestra subida nos encontramos con la espectacular cascada formada por depósitos de tobas y travertinos. No es que bajase el Amazonas para ser la época del año que es, pero perfectamente suficiente para ofrecernos unas vistas magníficas y un fabuloso escenario para tomar estupendas instantáneas.

Cascada en el Nacimiento del Río Cuervo, en Cuenca

Cascada del Río Cuervo, en Cuenca.

Seguimos paralelos al río admirando la vegetación y las caprichosas formas que adopta el agua en la bajada. Pronto llegamos a la gran explanada que hay antes de enfrentarnos al último tramo del sendero. No suele ser un lugar que se mencione comúnmente en las reseñas, pero a nuestro juicio es importante detenerse aquí a deleitarse con el paisaje y respirar la tranquilidad que proporciona.

El manantial del Río Cuervo

Finalmente, tras caminar un rato más, a 1490 metros de altura nos encontramos la hendidura en la roca por donde comienza a salir el agua, el manantial o surgencia del Río Cuervo, que mantiene un caudal permanente durante todo el año.

Surgencia del Río Cuervo

Llegando a la surgencia del Río Cuervo

Después de hacer las pertinentes fotos, nos dimos la vuelta y a escasos 150 metros comenzamos el Sendero de la Turbera, que discurre a través de una, valga la redundancia, turbera calcárea durante kilómetro y medio hasta llegar al aparcamiento. De esta ruta sale el Sendero del Pinar, pero este itinerario es de una longitud mucho mayor, aproximadamente unos 11 kilómetros, y no teníamos el tiempo suficiente para recorrerlo, pues queríamos aprovechar la mañana visitando más lugares.

El Centro de Interpretación del Río Cuervo

En Vega del Codorno, municipio cercano, se ubica “Casa de la Herrería”, el Centro de Interpretación del Nacimiento del Río Cuervo. Abre todos los fines de semana de marzo a noviembre, con necesidad de concertar cita previa aquellos grupos que quieran acudir entre semana.

Así pues, tras ver el espectacular recorrido del río Cuervo, tras contemplar los acebos, tejos, pinos silvestres o tilos que pueblan el camino y tras fracasar en nuestro intento de ver algún águila culebrera o ardilla, nos fuimos maravillados de este Monumento Natural, un auténtico deleite para la vista.

Suelo del nacimiento Río Cuervo

Caminando por el nacimiento del Río Cuervo

Para más información sobre el Nacimiento del Río Cuervo podéis consultar estos dos folletos: el de la Turismo de Castilla- La Mancha y el de la Consejería de Agricultura.