El Monasterio de Uclés

En lo alto de un cerro, bañado a los pies por el río Bedija, se localiza una de las mayores joyas arquitectónicas existentes en la provincia de Cuenca. Nos referimos al monasterio de Uclés, apodado “El Escorial de La Mancha” por las similitudes con el edificio madrileño. El monumento, perteneciente a la Diócesis de Cuenca, está fuertemente ligado a la Orden de Santiago, pues durante varios siglos fue la casa principal de sus dominios.

¿Dónde está el Monasterio de Uclés?

El monasterio en la cumbre, el pueblo en la ladera. Nosotros llegamos a la villa por la carretera CUV-7021 desde Carrascosa del Campo. Se encuentra ubicado entre las poblaciones de Rozalén del Monte y Tribaldos. A pesar de que solo se acceda directamente a través de carretera comarcal, dista pocos kilómetros de dos vías fundamentales en la provincia: la A-40 y la A-3, ambas con salida indicada a Uclés. Hablamos de la comarca de la Mancha, concretamente la Mancha Alta.

En sus orígenes el actual edifcio fue una fortificación musulmana. Durante los siglos XI y XII, el castillo va pasando de manos musulmanas a cristianas, y viceversa. Prueba de ello es la toma de Toledo en 1085 por Alfonso VI, por la que la localidad pasa a manos cristianas; o la batalla de Uclés (1108), donde los almorávides se alzan con el castillo poco después. Durante la reconquista, al caer definitivamente el manos cristianas, el rey de Castilla Alfonso VIII se lo dona, en 1174, a la Orden de Santiago.

El conjunto fortificado se convierte en cabeza de la Orden, por lo que se construyen nuevas edificaciones como la torre Albarrana (s. XIII-XIV) o el lienzo de muralla anexo, todavía conservados actualmente. Tras la conclusión de la reconquista, la Orden de Santiago, ya con sus funciones militares muy disminuidas, pasa a la Corona de Castilla. Años después (1529), durante el reinado de Carlos I, se inicia la nueva construcción de un edificio que sustituya a la fortaleza medieval. Las reformas se prolongan durante dos siglos, lo cual es apreciable en los distintos estilos artísticos visibles en el monasterio.

A comienzos del siglo XIX comienza el declive. La invasión napoleónica en la Guerra de la Independencia causa estragos en el monumento. En 1836, con la desamortización de Mendizábal, la Orden de Santiago abandona el monasterio de Uclés, pasando en 1874 a manos del Obispado de Cuenca. A finales del siglo XIX y durante el siglo XX adquiere diversos usos tales como convento de Jesúitas, noviciado de Agustinos, hospital republicano durante la Guerra Civil, o cárcel durante la dictadura. Finalmente vuelve a ser propiedad de la Diócesis de Cuenca que, tras rehabilitación, convierte el monasterio de Uclés en el Seminario Menor Santiago Apóstol, función que desarrollaría hasta el año 2012. Actualmente, además de punto de interés turístico, se trata de un centro de espiritualidad donde realizar retiros, pero también organiza campamentos, cursos de verano, encuentros, actividades, bodas y demás celebraciones religiosas. También ha sido localización de diversos rodajes en películas y series, como por ejemplo: “El rey pasmado”, “El puente de San Luis Rey”, “La daga de Rasputín”, “Alatriste”, “Águila Roja” o “El Ministerio del Tiempo”.

Os dejamos con la imagen interactiva, donde nos centramos principalmente en su arquitectura.

Catedral de Cuenca