Masegosa, morada de senderos

Iglesia_Santa_Ana_Masegosa

Viajamos a uno de los puntos más septentrionales de la provincia de Cuenca. La Serranía Alta posee un encanto indescriptible. Todos los que hayáis pasado por la comarca seguro que habéis podido disfrutar de una naturaleza exuberante, de unos parajes que te dejan sin habla. Masegosa forma parte de ese bello entorno, ideal para el senderismo. Su núcleo urbano es típicamente serrano y en él destaca por encima de todo un edificio: la iglesia parroquial de Santa Ana.

Cómo llegar a Masegosa

Antes de que la carretera CM-2106, una de las vías más importantes de la serranía de Cuenca, continúe su trayecto hacia Peralejos de las Truchas (Guadalajara), surge un desvío hacia la CM-2201. Si queremos continuar en tierras conquenses debemos tomar esta pista. El primer y único municipio que hallamos en esta carretera es Masegosa. Si lo pasamos de largo desembocaremos a la vera del río Guadiela, concretamente en la CM-210, entre las localidades de Cueva del Hierro y Beteta; en cambio, si decidimos tomar la vía CUV-9031, continuaremos nuestro camino por pueblos como Lagunaseca, Santa María del Val o Poyatos. Con sus 79 habitantes (INE 2015), Masegosa es uno de los enclaves de comunicación primordiales en la comarca.

Qué ver en Masegosa

Tras dejar atrás el restaurante/hostal El Refugio, buscamos con ahínco la plaza de la iglesia, donde estacionamos nuestro auto. Ante nosotros teníamos el monumento más representativo del pueblo, la iglesia parroquial de Santa Ana. Reedificada en 1866, consta de una sola nave con planta de cruz latina y bóveda rebajada de medio cañón con lunetos. El presbiterio, de tres lados y cubierto con lunetos, está compuesto en su entrada por un arco triunfal de piedra con decoración gótico-isabelina.

La portada consta de un arco de medio punto bajo un escudo con dos cuarteles, en uno las llaves de San Pedro y en el otro un puente y dos flores de lis. Posee un pórtico presidido por tres columnas dóricas de piedra. Durante la Guerra Civil, el templo sufrió numerosos desperfectos y las obras de arte más valiosas fueron destruidas. La única reliquia que se conservó fue la cruz procesional (s. XVI) del maestro platero Francisco Becerril. En el interior se guarda la venerada imagen de su patrona, la Virgen del Rosario.

A través de la calle El Agua llegamos a la plaza Mayor, lugar donde se hallan importantes construcciones del patrimonio civil de Masegosa, como el ayuntamiento o la fuente pública. Desde esta plaza sale una calle, fácilmente identificable por la señal de dirección Beteta, que desemboca en una pequeña capilla cerca de la carretera CM-2201.

Ayuntamiento_Masegosa_Cuenca

Esta humilde construcción se realizó para acoger la imagen de Santa María Magdalena, la cual procedía de la cercana aldea de Durón, en el extremo meridional del término municipal de Masegosa. El motivo del traslado se debió al despoblamiento del citado pueblo. Durante la Guerra Civil la imagen se destruyó, adquiriéndose una nueva muchos años después.

Seguimos paseando por la localidad observando su clásica arquitectura serrana. Recorriendo plazas como la de Castilla o el Molino. No podemos negar que la caminata es agradable, pero no muy larga. Masegosa no tiene un núcleo urbano muy extenso, por lo que es sencillo transitarla en varios minutos. Para compensar, por su término municipal existen varios senderos incluidos en el Registro Oficial de Senderos de la Provincia de Cuenca.

Masegosa_Cuenca_Serrania

Tenemos el sendero de gran recorrido GR-CU 66 Sector A, la Ruta de Hoces y Torcas. Comienza en el puente Martinete, pasando por Cueva del Hierro, Masegosa, Lagunaseca, Santa María del Val y Vega del Codorno, hasta terminar en Tragacete. También existen de pequeño recorrido como el Sendero de la Laguna Grande y el Torcal de Lagunaseca (PR-CU 02), que abarca además las localidades de El Tobar y Lagunaseca, el Sendero del nacimiento del Río Guadiela (PR-CU 05), que se extiende hasta Cueva del Hierro; y el Sendero de los Helechares (PR-CU 06), que se encuentra íntegro en el término municipal de Masegosa.

De este modo, el pueblo ofrece unas posibilidades inmensas en lo referido a caminar y disfrutar de la naturaleza en estado puro. Nosotros lo hicimos. Posteriormente seguimos la ruta zascandil por la carretera CUV-9031. Visitamos otros pueblos, pero el regusto que nos dejó Masegosa fue espléndido. Allí donde más se eleva la serranía de Cuenca, muy cerca del Parque Natural del Alto Tajo. A través de los senderos.