Las otras caras de Buendía

Ayuntamiento de Buendía, Cuenca

En el límite de la Alcarria conquense con la provincia de Guadalajara y con las ahora escasas aguas del pantano en el horizonte, Buendía se ha convertido en los últimos años en uno de los municipios más visitados de esta comarca, con apariciones cada vez más frecuentes en los medios de comunicación. La Ruta de las Caras es sin duda uno de sus mayores atractivos pero este pueblo de origen visigodo y aire medieval alberga otros muchos tesoros con los que deleitar a sus visitantes. Alberto del Val, responsable de la Oficina de Turismo —una de las dos que existen en la zona junto con la de Huete— los explica y enseña con cariño y entrega realizando a la vez una activa labor de difusión en los medios, las redes sociales y las plataformas que recogen opiniones de viajeros, donde abundan las alabanzas a su profesionalidad y amabilidad.

Siguiendo el patrón urbano de los pueblos medievales y presidiendo la Plaza de la Constitución porticada en el centro del pueblo, la monumental ‘Iglesia Nuestra Señora de la Asunción’ del siglo XVIII —fue colegiata hasta que la localidad se quedó sin cabildo— constituye de los ejemplos más importantes del Renacimiento en la provincia, con basamento de piedra caliza y muros de arenisca obtenida de canteras cercanas y una destacable portada herreriana de 1721. En una disposición radial, surgen las calles principales cortadas por las secundarias formando círculos casi concéntricos paralelos a los restos de la muralla del siglo XV que conserva el municipio. En esa época, Buendía estaba protegida por muros de piedra y mampostería como muchos otros pueblos relativamente importantes, existiendo cinco puertas: la ‘Calzada’, el ‘Castillo’, el ‘Camino del Convento’, la ‘Botica’ y la del camino a ‘La Isabela’ (calle al final del Arrabal donde los extranjeros tenían que esperar a que se les concediera el permiso para hacerlo).

Iglesia de Buendía, Cuenca

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en Buendía

Como la citada iglesia, el hecho de que el pueblo se asentara sobre un suelo de piedra arenisca, propició que sus habitantes construyeran sin demasiado esfuerzo —ya que no es difícil de erosionar y excavar— numerosas cuevas para la elaboración y conservación del vino artesanal, aunque en la actualidad se utilizan como sede de algunas peñas.

Cuevas en Buendía

Cuevas de Buendía

Pero si hay un espacio único y valioso por la historia que alberga es el ‘Museo del Carro‘, ubicado en la planta baja del antiguo ‘Pósito Pío’ conocido como de la Tercia —donde los vecinos llevaban la décima parte de sus frutos para el señorío o para el Estado en los siglos XV y XVI—, que mantiene su construcción original de mampostería y sillería y en su interior las columnas con arcos de piedra que se utilizaban para guardar y separar los productos. En este espacio, inaugurado en el año 2.000 por la entonces delegada provincial de Cultura, Paz Risueño Villanueva, se exponen 12 antiguos carruajes cedidos o comprados por el Ayuntamiento local y restaurados en 1997 por los vecinos asistentes a un módulo de formación profesional, junto con otras piezas como la maquinaria del antiguo reloj. Entre ellos encontramos desde un carro de paseo y una calesa utilizada para el correo que llegaba desde Huete, hasta una tartana para venta ambulante, pasando por el carricoche del médico, una galera, un carro de lanza y un carruaje de varas para diferentes mercancías, destacando entre todos la diligencia que realizaba el recorrido Buendía-Madrid en seis días y el carro que transportó las piedras para la construcción de la presa entre 1946 y 1956.

Entrada al Museo del Carro en Buendía

Museo del Carro en Buendía

A esta joya del pasado en un futuro se sumará el ‘Museo de la Botica’ —restaurado por el consistorio pero de propiedad eclesial—, edificio donde estuvo ubicada la farmacia de Buendía desde mediados del XIX y en el que se conservan unos 400 recipientes de loza donde se guardaban productos químicos, plantas o esencias naturales para la fabricación de medicinas que podrán verse cuando abra sus puertas al público.

La ermita dedicada a la patrona del pueblo, la Virgen de los Desamparados, es otro lugar de interés por su ubicacón en el paraje natural de singular belleza que forma el cañón del río Guadiela, en cuyas cumbres anidan numerosos buitres y aves rapaces. Hasta ella se llega por un camino de cinco kilómetros junto al río, bordeado de matas, arboleda y romero. En su festividad, el segundo sábado de mayo, la virgen sube en romería desde esta ermita al retablo de la Iglesia de la Asunción —lo que denominan “subir a la virgen”— donde permanece hasta la primera semana de septiembre, momento en que vuelve a su santuario —lo que llaman “bajar a la virgen”— pues, según la leyenda, esta imagen desaparecía de la iglesia y aparecía en este lugar reiteradamente.

Oficina de Turismo en Buendía

Oficina de Turismo de Buendía

Junto a estos atractivos turísticos, Buendía cuenta desde 2013 con un área de servicio para unas 80 autocaravanas en el paraje conocido como ‘La Veguilla’. Por 5 euros al día —gratis si presentan esa misma jornada tickets de compra por un valor mínimo de 20 euros en los establecimientos del municipio— y con unas instalaciones muy completas y prácticamente nuevas (baños con duchas, conexión eléctrica, zonas de vaciado y de llenado con agua potable y amplias parcelas de estacionamiento), sus residentes también pueden hacer uso del polideportivo, el frontón y la piscina, lo que atrae a multitud de amantes de esta forma de viajar, a veces convocados por concentraciones. Junto a esta zona el Ayuntamiento ha construido también un camping público que abrirá próximamente pues hasta el momento solo existen dos zonas de acampada de gestión privada: los camping ‘La Isla’ —más conocido como ‘La Cespera’— y ‘Los romerales’, este último en el área llamada ‘El Poblado de Buendía’, cerca de la presa. En ellos se encuentran las dos únicas zonas de baño permitidas, como se puede consultar en el Sistema de Información Nacional de Aguas de Baño del Ministerio de Sanidad, aunque hay gente que se baña en la zona de la Ruta de las Caras sin que esté autorizado. Además, este pueblo cuenta con la única empresa de turismo activo de la Alcarria conquense, Multiaventura Buendía, con más de 10 años de experiencia y recorrido ofreciendo servicios de calidad y favoreciendo el desarrollo de la zona.

La Veguilla, espacio de aparcamiento de caravanas en Buendía

Autocaravana en la Veguilla, en Buendía

Por todo ello, las cifras recogidas por Alberto del Val reflejan un gran aumento tanto de los viajeros atendidos en la Oficina de Turismo como de las consultas individuales efectuadas a esta. Los primeros se han elevado hasta los 2.180 registrados en 2016 frente a los 641 de 2012 y las segundas se han disparado desde las 360 de 2012 hasta las 10.552 del año pasado, lo que confirma a Buendía como destino de primer orden en la provincia.

Alcarria_Es_Mas_Cuenca_Blog

Autor
Alcarria Es Más es el primer y único portal informativo específico de la Alcarria conquense, una zona que engloba 69 pueblos con escasa presencia en los medios de comunicación y poco difundidos como destinos turísticos. Su objetivo es poner en valor su riqueza, dar voz a sus habitantes, facilitar el acceso de estos a los recursos y difundir las amplias y variadas posibilidades que ofrece a sus potenciales visitantes, impulsando con todo ello su desarrollo.