La berrea del ciervo y la ronca del gamo en la Serranía de Cuenca

Berrea del ciervo y ronca del gamo en la Serranía de Cuenca

Al comienzo del otoño en 2016 disfrutamos de una tarde fantástica en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca. Nuestros amigos de Azeral, en la última de las salidas que ofrecían por ese año, nos mostraron la berrea del ciervo y la ronca del gamo a través de una experiencia interpretativa fascinante.

Quedamos en el bello pueblo de Las Majadas después de la hora de comer. Nosotros, para variar, aprovechamos la ocasión para pegarnos un homenaje. Esta vez escogimos el conocido restaurante hostal Los Callejones. Espectacular, una comida de auténtico diez. Después de tomar un digestivo para bajar el banquete, salimos fuera del establecimiento para reunirnos con nuestros compañeros de excursión.

Tuvimos el placer de conocer a Jaime, fundador de Azeral Enviromental Sciences, integrante de la inciativa Ecoturismo Cuenca y guía de nuestra introducción al mundo de la berrea del ciervo y la ronca del gamo. Por supuesto debemos destacar la ayuda de su mano derecha María, que también nos facilitó las cosas en todo momento. Citamos de su página web en qué consiste la empresa: “Azeral es una firma profesional que engloba una amplia variedad de servicios relacionados con las Ciencias Ambientales, que integran la Ciencia, la Formación y el disfrute de la Naturaleza en una propuesta multidisciplinar única en el sector”. Ciencia, formación y disfrute de la naturaleza. Damos fe. Y se les da maravillosamente bien.

La berrea del ciervo y la ronca del gamo, con Azeral

La berrea del ciervo y la ronca del gamo, con Azeral

La visita a la berrea del ciervo y la ronca del gamo

Una vez reunido todo el grupo y realizadas las respectivas presentaciones tomamos el auto para desplazarnos unos cuantos kilómetros por carretera. Ya estacionados los coches seguimos a pie hasta entrar en un recinto privado con el que la empresa tiene un acuerdo para poder disfrutar de la berrea en su época del año. En esta finca ganadera existe lo que se denomina un punto caliente de berrea. Esto es debido al extenso valle donde los animales bajan a alimentarse. Es una zona propensa para este fenómeno dadas las fuentes existentes en el paraje, además del arroyo de Las Truchas que la cruza. En la finca los animales entran y salen cuando quieren, por lo que en todo momento estamos contemplándolos en total libertad y observando su comportamiento natural.

Dentro del recinto descendimos, siempre rodeados del pino silvestre que domina esta zona, hasta llegar a un inmueble desde donde nos estableceríamos para divisar a los animales. La mayoría de nuestros compañeros de excursión iban equipados con prismáticos, nosotros para variar solo íbamos con la cámara. Pronto quedó solucionado cuando María, muy atenta en todo momento, nos prestó unos. Junto con Jaime colocaron unos telescopios en diversos puntos de la zona para poder observar a los animales del valle.

Valle de la Serranía de Cuenca. donde vimos a los ciervos y gamos

Valle de la Serranía de Cuenca. donde vimos a los ciervos y gamos

Comenzamos a ver los primeros ejemplares con el correspondiente impacto. Estábamos en plena ronca del gamo y no tardamos en comprobarlo. Jaime nos ofreció como recomendación fijarnos en el ecotono, es decir, la zona de transición entre la pradera y el bosque. Así transcurría la tarde, con la ilusión de un muchacho por ver nuevos grupos de gamos o presenciar cómo los machos corren detrás de las hembras.

Una lástima que la berrea del ciervo se adelantara tanto este año. A penas escuchamos algunos bramidos en la distancia por parte de los venados, pero no fuimos capaces de localizar ninguno. A pesar de ello disfrutamos de la ronca del gamo en todo su esplendor. En un momento dado Jaime nos ofreció una charla para que supiésemos más acerca de estos fenómenos de la fauna. Nos enseñó las diferencias entre un ciervo y un gamo para distinguirlos si surgía la ocasión, así como el aspecto físico que tienen según la edad. Después comenzó nuestro asombro cuando descubrimos los cambios que sufrían estos animales al llegar la época de la berrea. Este fenómeno es un mecanismo de selección sexual. Durante este periodo de tiempo solo destinan energía para la monta. Les crecen los testículos, les incrementa la masa muscular del cuello para aguantar las embestidas y se les cierra el estómago. No comen. Solo se dedican a la reproducción.

Vista de los animales desde un punto privilegiado

Existen tres factores principales que destacan en los machos. La cornamenta (las palas en los gamos) es el primero. La complejidad de la estructura de las cuernas cuenta positivamente para las hembras. También es muy importante, por supuesto, para disuadir a posibles rivales. Como curiosidad mencionar que en la época de primavera ocurre el desmogue, es decir, tiran las cuernas y a los tres meses les vuelven a crecer en lo que viene siendo un auténtico milagro de la naturaleza. El segundo factor es la propia berrea/ronca, utilizándola para delimitar el territorio con respecto a otros machos. Con respecto a las hembras, son capaces de identificar el volumen y rapidez de los espermatozoides dependiendo de la frecuencia y volumen del berreo/ronquido. El tercer factor es que se impregnan el cuerpo con su propia orina, restregándose posteriormente contra los matorrales para identificarse. Toda esta complejidad para un desenlace que dura concretamente un segundo, el llamado “golpe de riñón”. Cómo asombra la naturaleza.

Tras la aleccionadora charla, Jaime y María nos prepararon una estupenda merienda, aunque con la comilona en Las Majadas tampoco estábamos demasiado hambrientos. Así se nos pasó el tiempo volando mientras divisábamos gamos e incluso un hermoso grupo de muflones con un macho precioso a la cabeza. Sin duda la sorpresa de la jornada.

Espectacular atardecer con el que nos obsequió la Serranía de Cuenca

Espectacular atardecer con el que nos obsequió la Serranía de Cuenca

Llegaba la noche y tocaba volver a los coches. Nos despedimos dando las gracias a nuestros compañeros de excursión y a Jaime y María por la increíble tarde que nos hicieron pasar. Recomendamos encarecidamente adquirir la oferta interpretativa de la que disponen para disfrutar de la berrea del ciervo y de la ronca del gamo. Actividades e itinerarios que os mostrarán como nunca habíais visto la naturaleza conquense. Reiteramos el agradecimiento por los conocimientos que adquirimos, por la pasión y profesionalidad que le ponen a su trabajo y por el excelente trato recibido. Así da gusto. Un placer zascandilear con Azeral y Ecoturismo Cuenca.