Tomelloso, más allá de bodegas y chimeneas

Posada de los Portales, en la localidad manchega de Tomelloso

Dirigimos nuestros pasos hasta la tercera mayor población de Ciudad Real. Tomelloso aguarda al visitante con un interesante patrimonio artístico, cultural y arquitectónico. Durante nuestro recorrido no serán pocas las chimeneas y bodegas que veamos. De su centro neurálgico, la plaza de España, partimos hasta llegar a lugares tan especiales como el santuario de la Virgen de las Viñas. Toca zascandilear por esta completa localidad manchega.

Cómo llegar a Tomelloso

Aterrizamos en la villa a través de la autovía A-43 desde Argamasilla de Alba. Esta vía comunica la localidad de Puertollano, en la misma provincia de Ciudad Real, con Atalaya del Cañavate, ya en Cuenca. Circula por su término municipal también la autovía de los Viñedos o CM-42. Nace en la ciudad de Toledo para desembocar en el mismo Tomelloso. Otras carreteras que pasan por el municipio son las siguientes: CM-3102, CM-3103, CM-3109, N-310 o CR-1225. Son muy útiles para llegar a pueblos cercanos como Pedro Muñoz, Socuéllamos, La Solana u Ossa de Montiel. Consta de 36.281 habitantes (INE 2017), lo que le convierte en el tercer núcleo de población más grande de la provincia, tras Ciudad Real capital y Puertollano. Pertenece a la comarca de La Mancha.

Qué ver en Tomelloso

Nos adentramos en el casco urbano de la villa, dejando el auto aparcado en la calle Don Víctor Peñasco. Muy cerca se encontraba la plaza de toros, que alberga en su interior un museo y la sede de una importante peña taurina. Torcimos a la derecha por la calle Lepanto y al rato desembocamos en la glorieta de María Cristina.

 

La plaza de toros de Tomelloso alberga un museo taurino

Detrás de los barriles se adivina la plaza de toros

Junto a unos elegantes jardines se halla el museo Antonio López Torres. Entramos por la calle homónima. Este espacio tiene su origen en el deseo del artista de donar su obra a Tomelloso, villa natal. El ayuntamiento terminó de construir el edificio que albergase la colección en el año 1986. Consta de 65 óleos y 41 dibujos repartidos en dos salas. Las instalaciones poseen también un auditorio y una sala de exposiciones.

Existen unos agradables jardines cerca del museo Antonio López Torres, en Tomelloso

Entrada del museo Antonio López Torres

Retornamos a la glorieta para coger la calle Pedro Domecq. Teníamos ganas de ver una de las muchas muestras del esplendor industrial que poseyó Tomelloso en el pasado. Las mejores representantes son las conocidas chimeneas. Se levantaron en las antiguas fábricas de alcohol. Expulsaban el humo de las calderas instaladas en estos recintos. Llegaron a existir más de 100, consiguiendo alcanzar algunas casi los 50 metros de altura.

Las chimenas formaban parte de las antiguas fábricas de alcohol en Tomelloso

Una de las múltiples chimeneas que habitan la localidad

A través de la calle Independencia aterrizamos en el centro de la vida social de Tomelloso, seguramente el lugar de mayor interés dentro del núcleo urbano. Nos referimos a la plaza de España. Tres espectaculares construcciones presiden la zona. Por una lado está el palacio municipal del Ayuntamiento, levantado en 1904. Merece la pena reseñar en su interior el salón de plenos y la sala del pintor Francisco Carretero. Otra ilustre representante del patrimonio civil de la villa es la posada de los Portales (s. XVIII). Se declaró Monumento Histórico Artístico en 1982. Su fachada es simplemente espectacular, con las balconadas de madera. Actualmente alberga la oficina de turismo y es centro cultural.

El edificio del ayuntamiento de Tomelloso es uno de los más bellos de Ciudad Real

Casa Consistorial de Tomelloso

Completa esta peculiar Santísima Trinidad el templo más importante de Tomelloso. Hablamos de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción (s. XVII). Posee planta de cruz latina con naves laterales. A lo largo de la historia ha sufrido diversas ampliaciones hasta tener su esctructura actual. Durante la Guerra Civil sufrió numerosos daños. Tras ello decidimos volver al coche para ir motorizados a nuestro siguiente punto de interés. El principal motivo era que llovía a cántaros.

El templo más importante de Tomelloso es la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en la plaza de España

Nos desplazamos hasta la calle Socuéllamos para terminar en el parque Don Urbano Martínez. En este lugar se encuentra el teatro municipal, inagurado en 2003. Es el mayor foco de ocio de Tomelloso, pues alberga espectáculos de todo tipo. Está acogido a la Red de Teatros de Castilla-La Mancha. A pocos metros otra esbelta chimenea, más corta que la anteriormente vista.

En el año 2003 se inauguró el Teatro Municipal de Tomelloso

Teatro municipal de Tomelloso

Media vuelta hasta tomar la avenida Virgen de las Viñas. Ya casi en las afueras de la urbe nos topamos con el museo del Carro y Aperos de Labranza. Este museo etnográfico se creó en los años 60 para mostrar todo tipo de utensilios utilizados antaño en la vida rural. Destaca por encima de todo el gran “bombo”, construido con más de dos millones de piedras. Se trata de la típica construcción tradicional con forma cónica u ovoide que servía de refugio en el campo. En otras zonas reciben el nombre de chozos o cubillos, por ejemplo. Multitud de bombos pueblan el término municipal.

Museo del Carro y Aperos de Labranza de Tomelloso

Al fondo el conocido bombo del museo del Carro

Siguiendo esta carretera en dirección Pedro Muñoz, a los cuatro kilómetros, desembocamos en el recinto de Pinilla. Este alberga el santuario de la Virgen de las Viñas. Existe también un museo que alberga documentación y tejidos relacionados con la patrona de Tomelloso. La ermita que preside el recinto posee una elegante portada realizada en vidriera y forja. Destaca la pintura del techo del camarín de la Virgen, obra del artista Ezequiel Cano. El último domingo de abril se celebra una popular romería que está declarada Fiesta de Interés Turístico Regional.

El Santuario de la Virgen de las Viñas de Tomelloso alberga un museo y una ermita

Ermita de Nuestra Señora de las Viñas, en Tomelloso

Como se puede comprobar, Tomelloso alberga innumerables encantos para el visitante. Recomendamos dejarse caer por esta gran localidad a todo buen zascandil, pues además consta de gran cantidad de bodegas, perfectas para desarrollar el famoso enoturismo, tan en auge últimamente. Nada puede fallar, además la comunicación es excelente. No hay excusa.

Innumerables hectáreas de viñedos ocupan el término municipal de Tomelloso

Bella estampa del campo en Tomelloso