Moratilla de los Meleros, donde se vive la Alcarria

Ermita de la Virgen de la Oliva, patrona de Moratilla de los Meleros

Viajamos a la provincia de Guadalajara, concretamente a una comarca muy especial para nosotros: la Alcarria. Allí nos esperaba un pequeño pueblo escondido junto al arroyo de Saorniz. El valle en el que se encuentra ubicado es precioso, aunque si tenemos que destacar algo son sus monumentos. Están encabezados por la iglesia de la Asunción, la ermita de la Virgen de la Oliva y la Picota o Rollo. Una de esas excursiones que sorprenden.

Cómo llegar a Moratilla de los Meleros

Nosotros iniciamos el aterrizaje desde la autovía A-40. Pasada la localidad de Tarancón salimos hacia la carretera CM-200. Una vez en ella, dejada atrás la villa de Barajas de Melo y, en general, la provincia de Cuenca, subimos pasando por pueblos como Albalate de Zorita, Almonacid de Zorita o Pastrana. Antes de llegar al municipio de Fuentelencina, tomamos el desvío hacia la izquierda que nos dejaba en Moratilla de los Meleros. Tras poco más de dos kilómetros, así fue. Posee una población de 103 habitantes (INE 2017). Peretenece a la comarca de la Alcarria, destacando su producción de miel.

Qué ver en Moratilla de los Meleros

Antes de entrar al núcleo urbano, dejamos atrás la pista polideportiva. En la primera bifurcación, tomamos el camino de la derecha, apareciendo ante nosotros el primero de los templos que hay en la villa. Nos referimos a la ermita de la Virgen de la Oliva. Posee una sola nave con planta cuadrada. Merece la pena reseñar la portada con arco de medio punto y adornada con sillares, toda ella bajo un elegante porche sujeto con columnas de orden dórico. En su interior se custodia la imagen de la patrona, la Virgen de la Oliva. Antaño existían hasta once ermitas, quedando en pie, a día de hoy, solo esta. Junto a ella se halla una pequeña fuente.

 

El paraje de la Virgen de la Oliva es uno de los más bonitos de Moratilla de los Meleros

Fuente junto a la ermita de la Virgen de la Oliva

Seguimos por la parte alta del pueblo y, bajando una cuesta hacia el camino del Molino, dimos sin querer con la manifestación más importante del patrimonio civil de Moratilla de los Meleros. La Picota, también conocida como “el Rollo”, fue declarada Bien de Interés Cultural en 1992. Conmemora el título de villazgo recibido por el pueblo en el siglo XVI. De estilo plateresco, consta de tres escalinatas circulares, tras las que se levanta el rollo de justicia. Está coronado por figuras que representan cabezas de animales y rostros enigmáticos. Es uno de los más importantes de toda la provincia.

El rollo de justicia de Moratilla de los Meleros es uno de los más importantes de Guadalajara

La Picota, también conocida como “El Rollo”

Bordeamos el pueblo por un camino asfaltado hasta salir a la carretera GU-209, por la que vinimos. Giramos a la izquierda para aparcar en una plaza con una hermosa fuente y el bar Las Escuelas. Desgraciadamente, lo encontramos cerrado. Un refrigerio hubiese caído. Anduvimos hasta la plaza Ernesto Navarrete. Más allá, siguiendo en paralelo la carretera, vimos un parque con columpios. Después el ayuntamiento de Moratilla de los Meleros y una pequeña plaza con una fuente. Esta consistía en una gran roca con musgo. Muy curioso.

La Casa Consistorial de Moratilla de los Meleros es un elegante edificio con torre

La roca/fuente, con el ayauntamiento de fondo

Dimos media vuelta, pues el auto lo habíamos dejado ante los pies del edificio religioso más importante de la localidad. Ascendimos por unas escaleras para llegar frente a la fachada de la iglesia parroquial de la Asunción. A pesar de tener origen románico, el templo que observamos es del siglo XVI, ordenado construir por los maestres de Calatrava, señores de Moratilla. El estilo románico es apreciable únicamente en su portada, la cual posee cuatro arquivoltas. Consta de nave única con planta de cruz latina y ábside poligonal. En su interior predomina el estilo gótico. La joya de este templo es su artesonado, obra de Alonso de Quevedo. Está construido en mad

era con decoración de estilo mudéjar.

El templo más importante de Moratilla de los Meleros es su espectacular iglesia de la Asunción

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en Moratilla de los Meleros

Poco más quedaba por ver. Caminamos un poco por las agradables calles del pueblo, pero su extensión hizo que no durase mucho el paseo. Así pues, volvimos al auto entusiasmados con lo que habíamos visto. Edificios y monumentos impresionantes, sumados a rincones con mucho encanto. Poco más se puede pedir. Pequeños grandes pueblos. Solo queda recomendar la visita a Moratilla de los Meleros. Un gustazo garantizado.

Señal de entrada a Moratilla de los Meleros

Nos despedimos de Moratilla de los Meleros